Este blog funciona mejor con
Google Chrome

16 dic. 2016

¿Qué haría Jane Austen? [Libro]



Viajando desde mi blog hacia este libro que a su vez, también se da un viajecito por el tiempo, creo que merecía mi atención para reseñarlo por un valor general de sentimientos que me ha dejado la lectura al finalizar. Una sonrisa en los labios y una nueva experimentación sobre la que, he considerado, buena caracterización sobre la realidad de nuestra protagonista Eleonor Pottinger, 200 años antes de todas sus comodidades, pero empecemos por el principio.

Si habéis visto primero la adaptación de Austenland, veréis un gran y enorme parecido con este libro y es que sucede que nuestra protagonista Eleonor, es una chica normal que ama Jane Austen y sus obras, las ha releído mil veces, ama a Fitzwilliam Darcy (cómo la inmensa mayoría en la que yo no me incluyo) y desearía poder viajar en el tiempo para vivir en la Regencia y conocer a esta gran autora. Ha sufrido un gran desengaño con su novio, pues no era lo que ella esperaba acabando así su relación, con una infidelidad muy dolorosa para ella. Todo este cúmulo de cosas consigue en ella despertar su gran necesidad de alejarse y desconectar, por lo cuál, decide registrarse en una convención sobre la regencia y pasar una semana en un lugar apartado para vestir y comportarse como una más de la época, aprovechando de esta manera que ella es una profesional de la costura, para diseñar más trajes sobre su época favorita.


El malentendido viene a manos de la muchacha de recepción que asegura, que su nombre no está en el listado y por lo cuál no le puede dar una habitación en el hotel porque está todo lleno, pero la verdad es que la joven muchacha se olvidó de apuntarla y para ser perdonada, le ofrece la única habitación que le queda, la que nadie quiere, la que única de la que todos huyen porque dicen estar encantada por dos fantasmas. Eleanor es una chica sensata que no cree en esas tonterías, acepta la habitación con tal de vivir su mayor y mejor experiencia en una falsa regencia, pero cuando despierta de su primera noche encuentra a dos chicas vestidas de la regencia sentadas a los pies de su cama contemplándola. Ellas, Mina y Deirdre, aseguran ser los fantasmas que todos ven, pero Eleanor solo puede pensar que es una buena representación del hotel para echarla y que no les denuncie por no apuntar su nombre en la lista desde el primer momento.

Eleanor Pottinger solo quería dormir un poco más, pero las dos hermanas no dejaban de hablar y de discutir sobre la forma en que podían convencer a Eleanor de que viajase en el tiempo para ayudar a sus antiguos yo a no ser seducidas por Lord Shermont y de ese modo evitar la muerte de su hermano Teddy. Eleanor al final accede, cediendo en la broma que ella cree que era, con la condición de que pudiera conocer a Jane Austen en persona y hablar con ella. Y así pues llegamos al momento en el que Eleanor encuentra la paz en la habitación, consigue volver a dormir y al despertar… todo está cambiado a su alrededor.
 
Así, a grandes rasgos comienza todo. Ya no recordaba la sinopsis que mi marido de leyó, así que me sorprendió encontrar en un libro que para mí, iba a resultar de lo más normalito, un misterio entre sus páginas ¡Pero lo que sí que no me esperaba yo es que tuviera escenas de sexo explícitas! Dado que el tema era de Jane Austen, yo ya iba con la mentalidad de que sería un libro más bien decoroso, pero mi mente tampoco podía saber lo que más adelante me iba a encontrar.

Lo mejor: De todos los libros que he leído ambientados en épocas pasadas, es el primero (y es un dato del que he disfrutado muchísimo, pues días antes había dado la casualidad (aunque no creo en las casualidades) de que habíamos estado mi marido y yo hablando sobre a qué época nos gustaría viajar en el tiempo y hablar sobre las ventajas e inconvenientes) en el que he podido leer casí con pelos y señales, la incomodidad real de la protagonista al viajar a un tiempo donde el agua no es corriente, donde la orina se echaba por la ventana, donde el hedor de las personas que no se bañaban se intentaba camuflar con litros de agua de colonia. La peste que había en la ciudad, la incomodidad de las ropas y hasta el asco de bañarse en una bañera de agua ya usada por la persona anterior. Me lo creído totalmente, es una buena caracterización de lo que podría sucedernos si viajásemos, como mínimo, a la regencia. La conclusión que tuvimos mi marido y yo (y este libro refuerza mi teoría) es que, por mi parte, solo viajaría en mis sueños a largo plazo y a corto plazo en la vida real, solo para un día, sería en la vida rural y en una familia de buena posición.

Lo peor: Por mi parte, que tengo siempre frescas las novelas de Jane Austen, me ha resultado bastante fastidioso encontrar a cada guiño de sus novelas, una aclaración de esta que va dirigido a los que no se han leído los libros. Empezaba sonriendo al encontrar un guiño y luego una mueca de fastidio al encontrar la aclaración porque sinceramente, me sacaba de la novela para recordarme por segunda vez lo que yo ya sabía. No lo he podido evitar aun pensando que habría gente que leería el libro sin ser fan de Jane Austen.



3 dic. 2016

Edenbrooke [Libro]








Estoy en mi cama, con el portátil sobre mí y una buena almohada mullida en mi espalda. Delante de mí tengo a mi marido que está en su ordenador. Lo miro con un brillo incandescente en la mirada, con el dulce sabor de su amor sobre mi piel y sonrío anticipadamente, siempre consigue ese efecto sobre mí, que sonría antes de tiempo con solo mirarle. Me siento tan complacida del amor que me da que el libro que acabo de terminar solo ha incrementado mi sensación explosiva por seguir soñando con otras historias, con otros personajes, en distintos lugares del mundo imaginable y no imaginable. Un amor imperecedero, que se va cociendo poco a poco, con tiernas y risueñas conversaciones, a veces con expresiones graves y de incertidumbre. Con bromas y risas; con malos entendidos y lealtades al honor caballerescas hacia la dama a la que se ama. Edenbrooke… he ido y he regresado de Edenbrooke y una parte de mí se ha quedado allí junto a Marianne y Philip.



Edenbrooke (2014)
Autora: Julianne Donaldson
Número de páginas: 417
Género: Romántica-histórica-blanca


Argumento:
  Marianne Daventry es una joven de 17 años que se siente tan atrapada en una ciudad, como es Bath, donde ella se siente tan insatisfecha, con un caballero que le dobla la edad que insiste en cortejarla y que a ella le da tanta repulsión que ha olvidado dar vueltas… Por suerte, una carta de su hermana le llega anunciando que está también invitada a la residencia solariega de su grandísima amiga Louisa. Marianne vive con su abuela en ese momento y ésta la deja marchar con la condición de que Marianne aprenda a comportarse como una auténtica dama elegante y refinada, como lo es su hermana melliza Cecily, pero antes de llegar a su destino, su carruaje es asaltado…



Que portada más preciosa, por favor, las dos que voy a exponer aquí. No se cuál de las dos me gusta más y en cuál de las dos me gustaría ser esa chica que va de espaldas adentrándose hacia su futuro.

Es totalmente lo que parece, una historia de siempre sin un gran misterio que resolver y si añadimos el ingrediente de que es del género del romance ya te puedes hacer hasta la idea de cómo va a acabar y si para colmo de males te has leído el argumento de ahí arriba, ya sabrás también quién será el apuesto caballero que se fijará en nuestra inocente y joven protagonista. ¡Pues si! Te voy a decir a todo que sí, pero hay amigo… no es lo mismo leerse un argumento y hacer ideas preconcebidas de cómo será el libro, que leértelo. Esto es otra historia. Es la primera novela de Julianne y madre mía… vaya bombazo de poesía con olores a clásico, con una traducción muy cuidada. Un velero llamado romance sobre un intempestivo mar llamado misterio.

Todo comienza en Bath en 1816, pero antes de ir allí, Marianne ha perdido a su madre en un terrible accidente y su padre herido por la pérdida solo quiere huir por lo que, manda a sus hijas a distintos lugares y él se va a otro. Marianne es enviada a Bath con su abuela y su tía Amelia y su hermana melliza a Londres a vivir la temporada, a rodearse de la alta sociedad y en esencia, a cazar un marido. Nos situamos en el periodo de la Regencia (el mismo que vivió Jane Austen) y Marianne lleva tanto tiempo sin la frescura del campo que ha olvidado ser feliz. Detesta al Sr. Whittles  y su acumulación de babas en la boca, su apretado corsé y los horribles poemas que éste se empeña en escribirle. Echa de menos su hogar, su hermana, su padre, su difunta madre y dar vueltas bajo los árboles, eso decididamente no es apropiado para una dama elegante, pero consigue por fin respirar cuando recibe una carta de su hermana anunciando que ella también ha sido invitada a Edenbrooke, residencia de los Wyndham. Su abuela, que solo desea lo mejor para ella se lo permite, pero con la condición de que ha de escribirle con frecuencia contándole qué es lo que está aprendiendo de su querida hermana para ser como ella, una hermosa y elegante dama. Marianne marcha junto con su doncella Betsy y cuando anochece, un disparo las despierta, alguien entra en el carruaje, disparan a su cochero, le roban su medallón… ¡Han asaltado su carruaje! Mal heridas les toca llevar a cuestas al cochero que parece herido y está inconsciente dentro de la cabina y Marianne se ve en la obligación de dirigir a los asustados caballos hacia algún punto de luz hiriéndose las palmas de las manos, hasta que se detienen en una posada para pedir ayuda. Allí conocerá a un hombre del que solo sabrá su nombre y le hará experimentar extraños sentimientos en su inexperto corazón ¡Aquí comienza todo!
No sé cuál de las dos portadas me gusta más.

Vi cómo los labios de Philip esbozaban una sonrisa al mismo tiempo que los míos. Se inclinó un poco hacia delante.

- Prometo no amarla por compasión –murmuró
Me ruboricé ante la idea de pronunciar las palabras prometo y amar en una misma frase… dirigida a Philip. Sin embargo, tenía que devolverle la promesa o estaría siendo muy descortés.
- Y yo prometo no amarle por su fortuna.

Es maravillosamente entretenido, me ha hecho reír, no podía soltar el libro y me ha robado horas de sueño por no poder abandonarlo, pero me era imposible no seguir para saber cómo le iba a Marianne y a Philip, que por cierto, que hombre tan encantador… Me he enamorado del modo en el que Julianne ha descrito el carácter de este apacible hombre, el modo en que le vibraban los labios para evitar no reír, sus bromas, sus indirectas. Conversaciones y más conversaciones en la biblioteca, a caballo, en la cena, sobre el césped, en la galería de cuadros, en la posada. Que preciosa velada la de la posada, donde cada uno pudo ser uno mismo, sin títulos, sin formalidades, sin restricciones. Ha sido una deliciosa manera de cocer a fuego lento un amor inmortal. Podemos conocer en profundidad al personaje de Marianne, sus dudas, incertidumbres, la lealtad a su hermana, el descubrimiento de sus sentimientos, el como va encajando piezas, el desvelo del misterio sobre la identidad de Philip. Me han parecido unos personajes muy reales, aunque el mayor pero que le encuentro es, que Marianne es demasiado madura para tener solo 17 años, por eso es que a veces se me olvidaba, lo cual no me ha importado porque eso solo la ha hecho más cercana a mí.

Cuando Julianne Donaldson comenzó a describir Edenbrooke en el libro, simplemente me quedé sin palabras… Edenbrooke tenía todo cuando una persona podía soñar, para cualquier amante de la naturaleza, para esconderse entre los árboles, para refrescar los pies en el río, para pararse sobre el puente de piedra que hay sobre él, para pasear… De hecho, Edenbrooke existe, no quizás con ese nombre, pero sí la localización en la que la autora se basó. Puedo imaginarme a Marianne, la que siempre ha vivido a la sombra de su perfecta hermana, dando vueltas bajo esos maravillosos árboles siendo ella misma.

El libro me ha absorbido, hacía muchísimo tiempo que una novela romántica no me dejaba tan exhausta, añorando más, sintiéndome triste al ver que las páginas se me iban acabando. Marianne no es la chica refinada de los títulos románticos clásicos y Philip me ha sorprendido en todo momento, yo me iba esperando una reacción y él me dado otra, siempre imprevisible. Existe un amor tan puro entre ellos que solo se sienten dichosos cuando están juntos. Delicioso… si el libro pudiera comerse, sería mi plato favorito.

En definitiva, Edenbrooke es una novela romántica de tipo clásico (o cómo he leído por Internet: A proper romance)  donde también hallarás un poco de misterio, aventura, pretendientes, risas, de personajes muy bien elaborados. Una lástima que el segundo libro que sacó no me fascinase tanto como éste.





25 nov. 2016

El misterio de la guía de ferrocarriles [Libro]

El misterio de la guía de ferrocarriles (1936)
Autora: Agatha Christie
Número de páginas: 250
Género: Novela policíaca 




Argumento:
  Hércules Poirot recibe un día un anónimo avisando de que algo sucederá pronto. Un asesinato premeditado y a partir de ahí, otros se iban a suceder. Poirot se enfrenta a la mente perturbada de un asesino en serie que tras acabar con la víctima, deja cerca de ella una guía de ferrocarriles abierta. El Capitán Hasting, será una vez más, el compañero más ideal que Hércules podría tener a su lado.




Se encontraba Poirot en casa cuando recibe la visita de su más estimable amigo, el capitán Hastings, que recién acaba de llegar con su esposa de América del sur y con él, pronto llega una carta anónima anunciándole a Poirot que lo retaba en su inteligencia a descubrirlo. Al principio no sabían de qué se trataba, pero pocos días después descubrieron que se trataba de un asesinato y que semanas después, añadirían a sus conocimientos, que era un asesino en serie que dejaba por señales una guía de ferrocarriles junto a la víctima y ¡algo más! Según su conducta, mataba en el orden del alfabeto. Primero Alice, luego Betty… y así. Se puede decir que al menos, este ser desequilibrado tenía la decencia de ir avisando antes de matar. ¿Cuántas muertes más tendrá que cometer la mente perturbada del asesino antes de que las células grises de Poirot comiencen a unir cabos?

Primer error del asesino ya desvelado para ti: Desafiar a Hércules Poirot.

¡Patidifusa! Me dejó esta novela, o como dicen en mi pueblo ¡Patitiesa! Resulta que, después de 27 libros que he leído de ella, esta novela me ha hecho estremecerme de felicidad y de intriga, por una engañosa tristeza también al creer que Poirot no tendría su gran final, entre otras cosas, esta novela tiene un cambio estructural que antes no había visto antes en la tita Agatha. Eso me ha hecho regocijarme al principio para luego morir de la risa porque una vez más, yo me creía más lista que la autora. En verdad que me ha hecho muy feliz y me encantaría tener un botón de borrado manual en mi cerebro para poder volver a leerme este libro y volver a disfrutarlo como la primera vez.

Hastings sigue siendo el narrador de las historias de su arrogante, pero encantador amigo Poirot. El mayor y mejor de los detectives belgas, que no francés como siempre lo confunden. Desde este punto, siempre podemos ver la incapacidad del pobre Hastings en seguir los conocimientos de su amigo y nunca podemos saber más que Poirot, porque cuando Hastings le pregunta, Poirot siempre nos contestas (sí, a Hastings y al lector) que pensemos, observemos, escuchemos más detalladamente las conversaciones y reflexionemos. Pero acabamos siendo tan ineptos como Hastings y al final solo nos queda esperar hasta la explicación final. ¿Qué hay de excepcionar en esta novela con respecto a todas las que ya me he leído de ella? Que ahora tenemos a otro narrador, que habla en tercera persona y que será todo, todo, todo, repito, todo un desconcierto para nosotros.
 
He disfrutado una vez más de esta increíble y muy tierna pareja. Aquí nos presenta Agatha, a un Poirot un poco más envejecido, pero como los años pasan sin tocar ni un pelo de este detective, Poirot decide usar tinte para el cabello y así seguir evidenciando que él no engorda, sino que el sastre toma mal sus medidas o que nunca le aparece una caries, va al dentista solo para averiguar si sigue vivo. En verdad que en esta historia, he visto a un Hércules Poirot más bromista de lo usual, no me extraña que cada dos por tres Hastings estuviera gritándole sorprendido: ¡Poirot! xD Me encanta.
Tenemos al siempre indiscutible inspector que aparece en acción para quitarle el puesto a Poirot, pero que es un quiero y no puedo que desdeña en todo a nuestro detective con su más tópica frase de una ceja enarcada: ¿De veras? Detestable este hombre y más sabiendo que siempre pone en duda los métodos de Poirot, como siempre, él y todos los que vinieron antes que él y los que luego vendrán.


Todo se sucederá como debe ser, para sorprendernos y sentarnos a la mesa de todos los sospechosos mientras que Poirot, con mucha teatralidad y vanagloria, nos expondrá los hechos del cómo, cuando y por qué el asesino mató con sangre fría hasta desvelar el nombre que todos nos preocupaba desde su comienzo. Fantástico… simplemente fantástico toda la novela. ¡No digo nada más! Léetelo y luego me cuentas.



21 nov. 2016

Viaje al centro de la tierra [Libro]

No podía seguir con mi vida sin tocar al del tan aclamado escritor de ciencia ficción y aventuras. Como no ando muy segura en este terreno, prefería dejar que mi marido se leyese algo y de él y si le gustaba, pues que me lo recomendase y en fin, Viaje al Centro de la Tierra se convirtió en el primer libro que yo leía de Julio Verne.

Viaje al centro de la tierra (1864)
Julio verne
Número de páginas: 260


Argumento:  Otto Lindenbrock compra un interesante libro en una tienda judía y de éste cae un trozo de papel con un complicadísimo enigma que los llevará, a él y a su sobrino Axel, a la aventura de sus vidas. Viajar al centro de la tierra se convertirá en la única meta en la vida del profesor Lindenbrock.


Hoy vengo con algo de literatura juvenil… ¿Te estás riendo de mí? ¿Acaso no me crees? ¡Naturalmente que es literatura juvenil! Lo que pasa que no la reconoces porque no hay un romance pasajero, no existen los diálogos cortos y sin sentido. La ausencia de las formas coloquiales al hablar brillan por su ausencia y por supuesto como a día de hoy, no es una novela distópica. ¡Pero es juvenil! Es lo que se llevaba años atrás y que sin duda, se hecha en falta a día de hoy. Es la literatura que enganchó a millares de lectores de todas las edades y que tanto aprendieron de ella, que todavía la piensan con nostalgia y satisfacción y que dejaron una huella grabada a fuego en sus vidas. La literatura que hoy todos conocen por sus adaptaciones al cine, por sus parodias en los Sketch y que tanta cultura desprende.

No me tiréis piedras, es que cuantos más libros leo, más cuenta me doy de que “todos se han perdido menos yo”, suena a muy poquita humildad, pero no se trata de vanagloriarse, se trata de documentos, afirmaciones y comparaciones. De estudios y años de evolución que lo confirman y nada mejor que hacer lo que yo, para entenderme. Defiéndete con argumentos o calla hasta aprender.

Todo comienza con el profesor Lindenbrock que compra un antiquísimo libro en una tienda judía. Del interior de este libro cae un trozo de papel con un enigma que pronto decide querer resolver y a todos en casa los pone en ayuno hasta haberlo descifrado. Axel, su sobrino, sin darse cuenta lo resuelve, pero decide callar porque sabe que su tío no se detendrá ante nada hasta conseguir lo que el enigma dice. Viajar al centro de la tierra. ¡Qué espanto! Piensa Axel, una empresa ardua, difícil, inverosímil e imposible. Si su tío decide hacer las maletas lo llevará con él y jamás volverían, morirían. Estaba seguro de eso, pero el hambre al cabo de muchas horas pudo con él y acabó rindiéndose revelándole así a su tío la luz del gran misterio y con él, lo que Axel tanto temía.

Este joven esperaba encontrar consuelo en la mujer que ama, pero ésta también lo anima e incita a acudir a dicha aventura y así, tan pronto como Otto Lindenbrock lo tiene todo calcula, zarpan a Islandia, del lugar donde empieza todo. Es un comienzo muy gracioso o yo al menos me reí bastante con los pensamientos de Axel, con las respuestas de Lindenbrock, con los actos de Axel ante las vociferaciones de su tío cuando lo reclamaba. El viaje y esa manera de expresarse del sobrino, con sus deducciones sobre como de impaciente debía de estar su tío. Todo me resultó de lo más cómico. Luego de llegar a Islandia, Julio dio un giro de 360º a la narración y me zambullí en un mar de incertidumbres…


Que fascinante y aterrador, ambos sentimientos a partes iguales. Se me cortaba el aliento a momentos y no era hasta pasado el momento de tensión que sentía que estaba conteniendo el aire. Hacía mucho tiempo que una aventura no me llevaba tan dentro de la historia, yo creía ser Lindenbrock a ratos y a ratos Axel. El entusiasmo, el placer, la impaciencia y la motivación del profesor me era contagiada y yo también creía hacer fuerza con los pies, sentada yo en el sofá, esperando así que el tren que los desplazaba fuera más rápido. De Axel me queda toda su preocupación del comienzo, su terror por lo momentos culmines de la novela y la magnitud de su asombro en cada descubrimiento científico en el interior de la tierra, bajo el volcán Sneffels. Su pastosidad me hacía detenerme a mí en la lectura y sentir todo la presión que este joven sentía cuando fascinado, mirada hacia el techo y decía con total preocupación: “Estamos ahora mismo bajo todo el océano” Sí, yo también sentía creer que el techo cedía y que era aplastada por la kilométrica cantidad de agua que había sobre sus cabezas. Claro que el profesor, su tío, lo tranquilizaba diciendo que el techo no cedería, no lo había hecho durante tantos años y no lo iba a hacer ahora, pero… que impresión…

Todo se desarrolla de un modo tan fiel a la realidad que crees estar dentro, con ellos, viviendo la experiencia y sientes el hambre, la sed, el dolor, la desesperación, la fascinación, el miedo, el agua salpicándote, empequeñecido por el bosque de hongos y mil y una cosa que no imaginabas que contrarías bajo la corteza terrestre.
Una aventura maravilla que aún escribiéndolo aquí se me paraliza la respiración.
Es cierto que, el que haya leído más de Julio Verne sabrá, dedica tiempo a la ciencia en sus escritos, muchos tecnicismos, se toma su tiempo para hablarte de la cantidad de especies que hay de una misma flor, de un fósil o los tipos de minerales. En este caso no hace una excepción, pero a mí no me aburrió ni me apartó de la historia, pues solo un par de líneas de vez en cuando que si las lees con euforia de Otto o Axel, te sabrá a poco. Son términos de geología, mineralogía y paleontología que Verne traslada de su cabeza a sus escritos. Lo que demuestra cuan culto e inteligente era este hombre. De hecho todo parece tan creíble que no te lo cuestionas. Verne lo escribió de modo que no tuvieras que plantearte si es verosímil o no dicha empresa.

Una niña, así es como me sentí. Fuera de casa con la necesidad de no separarme de mi tío Otto… ¡Oh…! Que voz más desesperada y cariñosa al mismo tiempo la de Axel cuando llama a su tío en su peor momento. “¡Oh! Tío…!” Todavía al recordarlo escucho su voz en mi cabeza y se me encoge el corazón. Fascinante, no tengo más palabras para describir todo lo que viví dentro de ese volcán con el tranquilo de Hans, el implacable profesor Lindenbrock y la dulzura de Axel. Solo leedlo. Leed a esos personajes tan carismáticos, esa narración que no vacila, que no se pierde, que es rica en vocabulario. Aprende de él.











13 nov. 2016

Los habitantes del bosque [Libro]



Los habitantes del bosque (1887)
Autor: Thomas Hardy
Novela: Drama-costumbrista
Número de páginas: 452



Argumento:


Grace Melburr es una joven que recién llega de un internado que la convierte en la más refinada de Little Hintock y esto la lleva a pensar a su padre que, ya no es merecedora de su antiguo prometido, un campesino de casta humilde y decide mirar más allá, a alguien que esté al nivel de su hija Grace. Él solo quiere lo mejor para ella y su hija nunca querría que su padre sufriese y todo esto lleva a tomar siempre las peores decisiones


No sé yo en qué momento confundí película y libro, pero hasta Tomas Hardy me ha llevado.
Vi en Youtube una película llamada: Bajo el árbol del bosque. ¡Me encantó! Una típica película de triángulo amoroso, de una chica y dos chicos. Ambientada en una época pasada, de esas que me fascinan y quise averiguar si tenía película, porque quería saber más, quería experimentar leyendo la verdad de la historia. Quería ver hasta donde llegaban todos los clichés de la temática en su historia original.
La cuestión es que, no sé como vieron mis ojos que yo leí que estaba basada en el libro de Tomas Hardy, Los habitantes del bosque y yo loquita por ver esa historia que me apasionó en papel comencé a leer el libro. Todo parecía marchar muy bien hasta que sucedió esto… y aquello… y lo de más allá… 0_o Sí, así me quedé al seguir leyendo y descubrir que libro y supuesta adaptación no tenían nada que ver la una con la otra.

Busqué nuevamente por Internet y descubro que efectivamente, está basada en una novela de Tomas Hardy, no dice cuál, así que no sé de qué modo me inventé yo que era de la novela Los habitantes del bosque, supongo que por asociación de palabras, me puse a buscar nombres de las novelas de Hardy, leí algo de bosque, la película decía árbol y claro… ¡Pam! Ahí tenía yo mi invención. Así que ya la he leído y disfrutado, pues le hago una pequeña reseña, para recomendarla a todo aquél que quiera pasar un buen rato en el campo, entre altos y esplendorosos bosques.

Como todo clásico que llega a  mis manos o tablet, aprecio muchísimo la forma de escribir. Esa narrativa tan detallada, suave, experta, fluida. Llena de sentimientos, sabedora de la naturaleza humana, crítica y muchas veces mordaz. Inteligente y culta que llena toda la obra de referencias filosóficas, literarias y bíblicas. No puedo decir que tal cosa es normal de Thomas Hardy, porque es la primera novela que leo de él, pero he vivido varias semanas con sus personajes en un espeso bosque, lejos de la ciudad, estancada en las provincianas costumbres. Con abundante aire costumbrista y sabiendo de las costumbres de Little Hintock. Hardy nos retrata en todo momento ese paisaje del campo inglés, los atardeceres, los pájaros que se posan sobre las ramas, la lluvia que golpea las ventanas, lo húmeda que está la tierra para que una dama deba o no caminar sobre ella. Hardy no solo describe el paisaje, sino que añade los sentimientos de esa persona mientras contempla dicho espectáculo de la naturaleza. No tienes más remedio que sentirte dentro de cada uno de los personajes.


Como el bosque es el mayor escenario que comparte protagonista con Grace Melbury, una chica que acaba de llegar de acabar sus estudios, una fortuna para su padre que quiso darle a su hija, lo que él no pudo tener. Esto hace de ella una verdadera señorita, tanto que ella misma se siente fuera de lugar de nuevo en casa. Su nueva clase social, gracias a su nuevo intelecto y sabiduría hace que, su antiguo y actual prometido, un campesino corriente, Giles Winterborne, quede muy por debajo de sus posibilidades y al final su padre, que se sentía tan en la obligación de casarla con Giles, por errores del pasado, rompa su compromiso y decida buscarle alguien más propio y más cercano a la nueva clase social de su hija.
Para Grace hay dos hombres que su padre debe de elegir para ella, dado que en aquella época las mujeres poco teníamos que opinar, aquí comienza la historia, con la aparición de Fitzpiers Edred y su rango tan parecido al de Grace. Pese a que la joven siente más afecto por Giles, su amigo de la infancia, ella misma se da cuenta de que se encuentra en desventaja social, pero siente más temor que amor por Fitzpiers y sus misteriosas andanzas. Ella no puede herir a su padre y éste que solo quiere lo mejor para ella, decidirá por todos.
Los encuentros y desencuentros de los habitantes de Little Hintock los lleva a tomar, muchas veces, decisiones equivocadas que marcarán de por vida todas las demás decisiones, viéndose así obligados a luchar constantemente contra un destino hostil que no pueden evitar. A veces por las normas sociales que han de seguir o por la alta moral, pero siempre hacen de ellos que se extravíen de sus mayores y anhelantes deseos y hacen lo que pueden para ir sobreviviendo cada día.
La estampa de una puritana Grace, movida siempre por las leyes divinas, no puede satisfacer sus deseos, ni dejar de soñar que las rompe tampoco. Pensamiento constante al qué dirán los vecinos de una población victoriana del S. XIX regida por todos los ojos vigilantes de los habitantes de, en este caso, Little Hintock
El artífice de esta historia, con la ventaja de lo que su pluma habría de escribir sobre el papel, no nos quiere desvelar muchas cosas, pero parece inevitable que los personajes están condenados al fracaso una y otra vez, nunca satisfechos, que por más que intentan arreglar las cosas, solo las empeoran más. Yo por mi parte, siempre con mi espíritu optimista, espero hasta la última línea para saber si tendré mi gran final feliz, pero creo que con Thomas Hardy es vana mi esperanza…
Giles Winterborne, el eterno hombre esperanzado, siempre esperando el instante en que todo se ponga a su favor, solo sabe recibir cubos de agua fría, malas noticias, besos robados y sueños rotos. Me ha enternecido este campesino, con un corazón de oro, demasiado bondadoso para una indecisa Grace Melbury.
Sigo pensando que los clásicos no se pueden pasar de moda, pues en abundancia se puede encontrar semejanzas con nuestro presente, aunque algunas cosas te puedan resultar exageradas a día de hoy, no estamos tan lejos de aquella realidad ya que, yo opino, que el mundo va retrocediendo inconscientemente. Veo a diario en muchos ámbitos que muy poco a poco vamos retomando hábitos ya en desuso. Por eso los clásicos no se pasan y siempre son reales. La naturaleza humana, realmente ha cambiado poco, solo se enmascaran algunos detalles para parecer otra cosa, pero si raspas la superficie seguirás viendo lo que siempre ha habido y si no, te invito a lee Little Dorrit de Charles Dickens y luego me cuentas si no hay realidad de hoy en ese libro.
He leído que es la obra favorita de Hardy y está considerada como una de las mejores obras de la literatura inglesa del siglo XIX. Bueno, he llegado a ella por casualidad y me llevo una gran obra bajo el brazo de paso. Así que no hay nada de lo que arrepentirse.



5 nov. 2016

Matar a un ruiseñor [Libro]

A veces creo que voy con prisas, pero luego soy yo la que engaña a tales prisas. En 2015 escuchó la gran noticia de que Harper Lee se preparaba para hacer una secuela de Matar a un ruiseñor y bueno, como muchas otras veces me dije a mí misma que, bueno, es un clásico y si van a hacer una secuela pues tendría que empezar a leerme el libro. Al principio vinieron a mí tales prisas, apretándome con la ansiedad de abandonar el libro que tenía entre manos para empezar Matar a un ruiseñor, pero me dije: “¡No! Lo voy a empezar cuando me apetezca, porque no tengo ninguna prisa y no voy a dejar que me dominen. Ahora me lo voy a empezar cuando me de la gana a mí”
Así fue como aquella tarde casi no duermo por acabarme el libro que tenía entre manos para empezar Matar a un Ruiseñor a la mañana siguiente… pero fue porque a mí me dio la gana…

Matar a un ruiseñor (1960)
Autora: Harper Lee
Número de páginas: 416








Argumento:
  Scout Finch de seis años es la hija del abogado Atticus Finch y es hermana de Jem Finch, cuatro años mayor que ella. Viven en Maycomb, Alabama, y durante el verano conocen a un niño llamado Dill. Los tres juntos estarán aterrorizados por tres años por la casa de los Radley, donde se “esconde” Boo Radley. Inventarán e idearán siempre el medio para hacerle salir de casa, si es que está vivo. Mientras tanto, han de ir a la escuela, conocer a otras gentes, aprender lecciones de la vida y para eso, Atticus, el padre abogado de mediana edad, hace un papel excelente y ejemplar para todos los lectores.



Pasando por ser una novela que tuvo un éxito inmediato, que ganó el premio Pulitzer, que ha aparecido como una buena adaptación en la gran pantalla con grandes actores y que se ha convertido en un clásico de la literatura… para algunos será una bazofia. En este caso, para mí no lo fue, pero seguro que los hay que opinen que no es un gran libro. En fin, tampoco vino Lee a apuntarnos con un arma para leer su novela y condecorarla con grandes honores.
Yo había visto la adaptación hacía unos años atrás, o eso dice mi marido, porque yo no recordaba nada de nada hasta que llegué a ciertas partes del libro.

Dicen que los escritores escribimos mejor cuando plasmamos en el papel cosas ya conocidas por uno mismo, pues resulta que Harper Lee se insipiró precisamente en lo que te cuento. Matar a un ruiseñor está inspirada en las observaciones de una niña de 10 años (Lee) al conocer a sus vecinos y su familia por 1936 y sobre un incidente que por entonces ocurrió cerca de su ciudad.

Matar a un ruiseñor debería ser leído por todo el mundo, grandes y pequeños, porque seguro muchos pequeños entenderían lo que Scout dice, sus explicaciones y deducciones de todo lo que le rodea. Le agrega humor a la novela y ese punto de vista inocente que cuando somos mayores perdemos, de tal modo que en cierto modo nos insensibilizamos, como le pasó a Dill durante el juicio. Esas cosas que intentamos enseñarle a los más pequeños y que luego nosotros no nos aplicamos a nuestra vida. A los ojos de Scout y su hermano hay tantas injusticias en el mundo que lloran de frustración, pero que una persona mayor lo deja pasar como algo normal en la vida diaria.



Yo he sido una niña más que ha sido instruida y re-educada nuevamente por la mano de Atticus Finch, el padre de Scout (Jean Louise) y de Jem. Atticus es abogado y es una persona modelo. Las enseñanzas que intenta inculcarles a sus hijos son ejemplares. Es el molde de la honestidad, legalidad, cariño, respeto y honorabilidad que todo ser humano debería de ser consigo mismo y con su prójimo. Ejemplo de moral y de integridad para lectores y abogados. He leído en Wikipedia que un crítico decía sobre el impacto de la novela:

“ En el siglo XX, Matar a un ruiseñor es el libro más leído sobre el tema racial en Estados Unidos y su protagonista, Atticus Finch, es la imagen de ficción más duradera del heroísmo racial”

 Matar ruiseñores, que solo cantan y no hacen daño, es un acto malvado.

Es una novela que habla de muchas más cosas. Cuando Scout y Jem van al colegio, podemos ver el tema de las clases sociales, como en el aula hay niños de diferentes y dispares edades, no como aquí estamos acostumbrados. El trato entre ellos, el desconocimiento de la nueva profesora abre la puerta a nuestro conocimiento ya que, Scout nos explica por qué tal niño solo viene un día a clase o porqué otro no se trae el almuerzo. Enfatiza la tolerancia y condena los prejuicios.
A través de Scout vamos a vivir muchas aventuras, a preguntarnos como ella, ¿Qué es lo que pasa con Boo Radley? Cuando nos cuente su historia, parte de verdad y parte de la exuberante imaginación de los niños.

No te deja indiferente, el final es sin lugar a dudas frustrante. Palideces al darte cuenta de la cruda verdad que rodea el libro, como desde que Lee lo escribió hasta el día de hoy, apenas si ha cambiado el mundo y es triste, muy triste que acabes de leer el libro y sientas un dolor sordo en el pecho al pensar en las muchas, muchísimas injusticias de la vida. En el mundo en el que se van a criar los nuevos niños y lo peor de todo, darte cuenta de que las personas con los años no quieren cambiar. Atticus Finch intenta explicar en todo momento a sus hijos el comportamiento de esas personas que lo atribulan en su intento de defender a una persona, ¡ojo! Una persona, digo. Atticus siempre hablando a sus hijos del por qué de las cosas, siempre intentando que ellos no alberguen rencor en sus vidas. De tratar a todos por igual. La dignidad humana. Los derechos. Claro que tendremos muchos otros personajes que nos darán su versión contraria de las cosas, para que no nos quedemos con tan solo una cara de la moneda.

Estuve enganchada al libro dos días, no podía dejar de leer y siempre que hacía una parada, era para soltar el aire que tenía contenido y elevar el libro en alabanzas cuando mi marido me preguntaba, cómo lo llevaba. Por supuesto que se lo recomendé.







28 oct. 2016

Los escarabajos vuelan al atardecer [Libro]

Los escarabajos vuelan al atardecer (1978)
Autora del libro: Maria Gripé
Número de páginas: 232
Género: Misterio-juvenil



Argumento:

Anikka y Jonás son hermanos y amigos de David. Estos tres amigos tan inseparables pasan juntos el verano, disfrutando de las vacaciones recorriendo las inmediaciones de la casa Selanderschen. Jonás con su inseparable megáfono grabando cada sonido que escucha y describiendo como buen periodista que desea ser. Anikka los acompaña un poco irritada por el comportamiento de su hermano y David está ensimismado pensando en que, lo más probable es que esté sufriendo un “Deja-vu” Aquél lugar le recuerda a algo, hasta que comienza a describirle a sus dos amigos lo que hay tras una colina. Todo es cierto, pero si nunca ha estado allí ¿Cómo lo sabe? Se acercan a la casa y comienzan a escuchar una sospechosa conversación que Jonás graba por completo con su megáfono. Todo es extraño, el lugar, el comportamiento de David y la conversación. Cuando deciden regresar a casa de Anikka y Jonás y volver a escuchar la cinta, algo más se oculta en ella y David sabe donde encontrarlo. En aquél sueño que tuvo la pasada noche y tantas cosas le está desvelando y que espera saber más en el interior de aquella casa.



Yo creo que después de tres libros consecutivos donde no has dado en el clavo, de sentirte tan satisfecha como con otros que ya has leído, lo que haces es pedir ayuda. ¡Socorro! Y a mi rescate vino mi marido, con una blanqueante y triunfadora sonrisa en su hermoso rostro juvenil. “¡Tengo lo que andabas buscando!” Bueno, cuando uno está desesperada… atiende a una buena recomendación por parte de alguien que sabe que de seguro te va a gustar. Los escarabajos vuelan al atardecer era el libro que mi marido me tenía preparado y con qué gusto lo acogí, pensando en que, sí, esta vez sí, esta vez volveré a disfrutar de un “buen” libro. Y lo pongo entre comillas, porque no ha de ser un BUEN libro referente a que ha sido o es un best-seller, sino porque a uno le ha gustado tantísimo como para querer que el resto del mundo lo disfrute también.

Este libro, juvenil para algunos, infantil para otros (por lo que he leído por la red) empieza ya ¡Ya nada más ponerte! Con algo extraño. ¿Eres de esas personas que ha soñado alguna vez con un lugar al que nunca ha ido, pero el día menos pensado te plantas “allí” y descubres que en tus sueños ya habías pisado ese lugar? Bueno, pues es precisamente lo que a David le sucede. Este chico tiene un sueño, al despertar no lo recuerda, pero cuando está en la casa Selanderschen descubre que él ya había estado allí, reconoce los alrededores, su interior, objetos… ¡Cómo! No es la pregunta correcta, más bien ¿Para qué? Bueno, la respuesta es tan extensa que duraría explicártelo unas 232 páginas xD Pero es fascinante como, no logras resolver nada y muy a nuestro pesar, solo salen más y más piezas de un rompecabezas que se ha enredando más y más, claro está que, todo tiene un desenlace, pero hasta el mismo desenlace es extraño, te sigue dejando dudas y lo que es peor, envuelve otro misterio.

Al parecer, y si nos fiamos de lo que expone el Wikipedia, esta novelita tan encantadora, está basada en un radioteatro de la misma autora Sueca y el director Kay Pollak (por favor, bromas a parte con el pobre hombre… xD) a España llegó unos añitos después, en el 1983 y, todo sea dicho, a mi no me tocó la suerte, pero al parecer fue una lectura de muchos institutos. Una pena que yo no lo viviese, pero como nunca es tarde y aun me quedan ojos para leer, pues la he disfrutado ahora.


Tres son los protagonistas, cada uno con su carácter, con su modo de pensar y de comportarse y si algo tienen en común, es el querer esclarecer el gran enredo en el que se ven involucrados con el encuentro de la cajita en el desván, llena de cartas. El argumento es complejo y nuestros protagonistas evolucionan junto a la historia, se meten de lleno en la piel de los sub-protagonistas. Seducidos por lo que en ellas pueden leer.

Dos estatuas gemelas del antiguo Egipto, escarabajos que te van indicando el camino, extrañas llamadas telefónicas que te invitan a jugar una partida de ajedrez con un misterioso trasfondo en cada jugada. Tumbas vacías, falsificaciones. Preguntas que quedarán sin respuesta y me parece muy inteligente todo lo que sucede. Te hace pensar, te hace querer investigar, te hace querer ser uno de los protagonistas y sentir la adrenalina del misterio y el riesgo que corren por todo el cuerpo. Un perfecto libro juvenil si quieres iniciarte en la lectura, incluso para un adulto, pues los “niños” no se comportan como tal, el vocabulario es accesible, pero no facilón y lo que más me ha gustado de todo, después de haber leído varios libros actuales de la sección juvenil, es el haberme encontrado con la formalidad y profesionalidad del trato entre el escritor y el lector. Algo que no he encontrado en los libros actuales juveniles ya que tanta palabrota y “coloquialidad” me hace sentir como si estuviera en el parque que tengo junto a mi casa y escuchar a los jóvenes pasar. Pero ese es otro tema…


Una lectura totalmente recomendada para cualquiera que se quiera ver envuelto en un gran misterio que va desde el SXVIII hasta el día de hoy. Cuando leas el libro, lo entenderás xD

17 oct. 2016

Madame Bovary [Libro]

Madame Bovary (1857)
Gustave Flaubert
Número de páginas: 424




Argumento:

Emma es la hija de un granjero que vive esperando lo que tanto ha leído en sus libros románticos de la adolescencia. El casarse le hizo pensar que sería el cambio que tanto necesitaría, pero descubrió que el aburrimiento la abrumaba y nada se parecía a lo que tanto había leído. Llevar a cabo la búsqueda de ese sentimiento será abrazar la tragedia de su vida.



Yo creo que después de tanta adaptación de este libro (y más con la reciente de 2015) y tanto bombo que se le da a este libro, pues me había picado la curiosidad saber, quién era esta Madame en cuestión. Escrito en el S. XIX… no podía escapar a mis manos. Claro está que es un clásico de la literatura universal con un final impactante que, me lo veía venir… lo que no deja de ser impactante. Gustave tardó seis años en acabar este libro y se publicó por entregas (como muchos autores británicos de la época, como Charles Dickens, por poner un ejemplo) Fue una verdadera polémica y pronto, autor y editor tuvieron que enfrentarse a un proceso judicial acusados de inmoralidad, pero salieron airosos, aunque no tanto la novela que quedó ensombrecida por estos problemas y hasta mucho tiempo después no fue considerada una gran obra. ¿Por qué tanto revuelo? Si nos situamos en el 1857, escribir una novela donde trata tan abiertamente el adulterio no está bien visto, así que tuvo que pasar por la guillotina de la censura y no fue hasta tiempo después que se expuso toda la obra al completo.

Ha sido un camino largo para mí con este libro, porque me cogió en una semana de tumultos, preocupaciones y ajetreos por casa, así que… me dio tiempo a pensar en él, a echarlo de menos, a desearlo y aprender. Me recordó a muchas de las películas que había visto de época donde se cuestiona, si es bueno o no que una mujer lea tantas novelas. Que las hacen pensar, tener ideas propias… ¡Muy peligroso para la época! Una mujer no tenía atractivo cuando era inteligente, era más “mona” cuando se dedicaba a sonreír y asentir. Tema que también se discute, quizás no de un modo tan amplio como aquí, en La abadía de Northanger – Jane Austen. Hay una cita en su adaptación del 2007 que dice: Me pregunto, querido, si será bueno para ella leer tantas novelas.

Madame Bovary tiene una pasión oculta. Es una mujer apasionada que le encanta leer, disfruta de los libros en todas sus facetas. En sus años de estudio en el convento, llegaba a sus manos de forma ilegal novelas de amor que ella fue alimentando en su imaginación. Ese sueño de amor y pasión que sus protagonistas manifestaban, eso era lo que ella deseaba, vivir una vida de ese amor, de esos sentimientos. Mas, cuanto sintió desfallecer cuando al casarse descubrió que era una vida muy aburrida y dedicó su vida a buscar ese amor desenfrenado y no perenne que la satisficiera, pero la corrompió ese sueño, el sacar esa ficción a su vida real la atormentó y salpicó a todos lo que la rodeaban.  No supo separar esa ficción de su vida y quiso vivir las historias de sus protagonistas, pero la idea la prostituyó y poco a poco iba pisando más aguas fangosas.

Emma, la eterna Emma, hija de un granjero, una dama caprichosa, pero bella, apasionada, pero rebelde, ambiciosa y mentirosa que se casa con un médico rural. Tiene ambiciones, no se conforma con menos, siempre consigue lo que quiere y no es tan dulce como parece. Insatisfecha en todas las facetas de su vida, nada la hace feliz, ni sus amantes, ni su marido, ni su hija, ni el sexo y ni las compras. Se creó el término de “bovarismo” para definir a personas insatisfechas. Flaubert supo sacarle los colores a toda la burguesía con este libro. Es una novela cargada de pasión, dolor, insatisfacciones, sueños rotos. Frases que me han dejado marcada para la posteridad. Enseñanzas y días después de seguir pensando en ella y sacando más conlusiones.

Emma se convirtió en una nueva heroína por entonces, en otro tipo de mujer para las futuras novelas, así como Anna Karenina (1873)  y  La Regenta (1884-1885) . Madame Bovary se convirtió en la búsqueda desesperada de algo mejor, de la lucha contra el destino, el eterno deseo de la felicidad. Es un libro para reflexionar.



2 oct. 2016

La historia interminmable [Libro]

La historia interminable (1979)
Michael Ende
Número de páginas: 480
Género: Fantasía-juvenil







Argumento:
Bastian Baltasar Bux es un chico gordo y poco agraciado que tiene que pasar por la terrible experiencia de ser el blanco de las burlas de sus compañeros de clase, así pues, se refugia en los libros y se convierte en el protagonista de sus más estimables sueños. Un día se refugia en la librería del señor Koreander y siente una irrefrenable atracción por cierto libro de tapas de cuero con un símbolo en su portada. Frustrado con su vida, lo roba y decide no regresar nunca más a su casa. Se refugia en el desván de su colegio para leer lo que se convertirá, en la aventura más grande de su vida.



Pues sí, este ha sido uno de los libros que se eligió para mi club de lectura del 2015. Mi marido ya le tenía echado el ojo porque quería releerlo conmigo y a mí no me picaba nada la curiosidad, decidió que revisionando la adaptación podría afectarme y bueno, creo que después de casi una década de matrimonio sabe conocerme, así que no tardamos en coger el libro y comenzar.

Lo primero que, la experiencia hubiera sido al 100% completa y satisfecha si entre mis manos hubiera tenida el libro que se imprimió y encuadernó como se hizo la primera vez de su publicación, un libro tal y como sale en la adaptación, pero me tuve que conformar con una edición de El círculo de lectores que, bueno, igualmente disfruté visualmente. Es un libro escrito con sangre y encuadernado en piel humana… ¡Ah no! Eso es otra historia que debe ser contada más tarde…
Michael Ende, después de sus más y menos con su historia a la que dio mil vueltas para poder acabarlo, fue muy exigente con su editorial a la hora de imprimirlo. El hombre fue exigente. Debía de es un libro encuadernado en cuero, con el debido símbolo en su portada. En su interior, debía de estar impreso en dos colores, verde y rojo y el empezar de cada capítulo con una ilustración y la letra por la empezaría el capítulo, en orden alfabético. ¡Pues no quería nada el nene! ¿Eh, Jorge? La editorial puso sus pegas, como creo que las tendríamos todos, menos mal que tuvo una gran suerte y fue un tremendo exitazo. ¿El porqué de estas exigencias? Todo tiene un por qué y se entiende leyendo el libro.

Si te ha gustado la adaptación, si eres fan de ella, de seguro te maravillará el libro original, más aún si te digo que, si te quedaste con más ganas de Fantasía, el libro te da más, pues la adaptación es solo la primera mitad del libro. Yo pensé que después de leer lo que ya sabía (y dejando claro que la adaptación se comió todo un capítulo y algunos detalles, que quizás, te sorprendan y completen tu recuerdo de la película, seguirás enganchado) me iba a aburrir y pensaba ¿Qué puede haber después de lo que ya me contó la adaptación? Más de 200 páginas de incertidumbre para mí. Resulta que hay toda una historia más con los personajes que ya conocemos, otros mundos que descubrí, otros personajes que conocí y aventuras que me estremecieron. Que maravilla… resultaron ser unos cuatro días fascinantes. Hacía muchísimo tiempo que no leía nada de fantasía y se me abrió mucho el apetito. No quitaría nada del libro. Ni un párrafo, ni una letra, ni un personaje…



Que sensación… ¡El libro de los libros! Los sentimientos que Bastian describe, maravillado, como de un amor puro e incondicional cuando acaricia la cubierta del libro, se pregunta qué historia habrá en su interior. Se cuestiona qué es lo que pasa cuando el libro está cerrado ¿qué ocurre con esos personajes? ¿Ese mundo? Declara que ¿para qué leer cosas de la vida cotidiana? Que aburrido… dice Bastian. Él, que solo desea leer historias fantásticas… lo mira con ojos de amor, de deseo por saber, por soñar, por imaginar, por escapar… que fascinante sentimiento que lo envuelve y transmite al lector, más todavía si el lector siente lo mismo que Bastian ante el libro que tiene entre las manos. La historia interminable es en verdad, y eso lo sabe el lector cuando acaba, una historia interminable, que no acaba, un bucle… bueno, ese es el sentimiento que me ha dejado a mí, lo que yo he creído entender. Bastian está leyendo La historia interminable, a la vez que tú estás leyendo un libro que habla del libro que Bastian está leyendo… ¡Qué jaleo! Hay cosas que no se pueden describir y es como un rumor que te habla al corazón mientras lees y que entiendes perfectamente sin palabras.

Hay una gran cantidad de mensajes que Michael Ende intenta transmitirte con este libro, libro que siempre ha defendido que no era infantil y es que hay párrafos y párrafos que un niño, dudo mucho que entendería. La explicación de Gmork, el hombre lobo, con Bastian, mientras éste encadenado, le explica al niño el por qué esa extraña Nada está destruyendo fantasía, la realidad de sus palabras, la verdad del día a día. Un clásico que como muchos, pasan a través de los años y no cambian, porque su explicación se puede aplicar a cualquier época de la vida. Siempre diciendo verdades como puños, no importa que el libro esté escrito en el S. XIX, lo lees a día de hoy y el mensaje es exactamente el mismo, no se queda anticuado. Con La historia interminable pasa lo mismo. Su mensaje es claro y eficaz.


Te invito a que lo leas, a que me cuentes, a que me comuniques cuál es el mensaje que a ti te ha dejado o cuantos de ellos. Es sin duda, un libro digno de su relectura y de seguro que la próxima vez que lo lea, más cosas sacaré a relucir.




24 sept. 2016

Los crímenes del monograma [Libro]

Cómo empieza a ser habitual en mí, cuando no voy a por un autor británico, éste viene a mí y en este caso ha sido por mano de mi padre. ¿Su nombre? Sophie Hannah.




Los crímenes del monograma (2014)
Autor: Sophie Hannah
Páginas: 368
Género: Novela negra


Resumen:

Londres 1929, Hércules Poirot está cenando en el café Pleasant, cuando una mujer entra en el local y le confía que alguien está a punto de asesinarla, pero al mismo tiempo le ruega que no investigue a su agresor, pues con su muerte se habrá hecho justicia. Unas horas más tarde tres personas son encontradas muertas, cada una, en una habitación de un hotel y Poirot se ve implicado para resolver el misterio.




Creo que es sabido por todos los que ya, más de una vez han leído novelas que son de mismos personajes, distinto escritor, que hay que llevar mucho cuidado, porque todos esperamos tener el mismo sentimiento entusiasmo cuando leímos el “original”. Supongo que en este caso, todos los que bien conocemos a Hércules Poirot, para sus más allegados lectores “papá Poirot”, esperamos que Sophie Hannah nos transmitiera la misma sensación como cuando leemos a Agatha. Por la red bien he leído a quién ha acabado el libro muy feliz y otros que han visto que no ha logrado captar la esencia y características del detective Belga. ¿En mi caso? Yo soy, de las que acabó un tanto desilusionada y una vez hubo captado eso en mí, acabé terminando de leer el libro pensando que estaba con otro Hércules que no era el de Agatha.

Empezando por la forma física del libro, eso sí, es precioso, me gusta mucho como han redondeado los bordes, su tapa flexible sin doble tapa en su interior. Por la red he leído, que le da un aspecto de bloc de notas o cuaderno, puede ser, no me lo había planteado, pero aún así, es muy bonito. Color negro, con tonos dorados y el título en relieve. La firma de Agatha Christie en lo alto y a un Hércules Poirot (algo menos redondo a como sale habitualmente en otros casos… jeje) en el inferior izquierdo.  Es un libro bastante grande, pero manejable.

Del interior, la historia creo que está muy bien conseguida. Creo que es el segundo libro que me leo, en muchos años, estando todavía en boca de todos, pues mi padre me lo regaló el mismo año en que salió a la venta, exactamente, un mes después (creo que ha merecido la pena anotarlo aquí, ya que lo más reciente que suelo leer, ya tiene un año o dos de antigüedad y eso a día de hoy, es mucho tiempo) Y digo esto, porque me sorprendió encontrar una prosa que me dejó enganchada al libro. Acostumbrada a leer en la literatura juvenil, donde no hay metáforas, ni descripciones, diálogos vacíos de carismas, donde hay ni una frase que quede al recuerdo de la historia… Sophie Hannah me dejó maravillada de sus palabras. Una prosa adulta, a la vez que ligera, fácil de seguir. Grandes dosis de intriga y giros de guión donde cada vez nos hace sospechar de alguien diferente. La trama me pareció muy bien conseguida, yo por lo menos no pude adivinar al asesino y los motivos. Claro que Agatha tenía otro estilo, no podemos esperar encontrar un clon, yo ya he aprendido eso. Espero que tú también. Pero como en una novela policial, si se habla mucho se descubre el pastel, vamos a por los personajes.


Si con la historia me había dejado maravillada, con su forma de narrar los hechos y por el desenlace, ahora viene lo malo. Los personajes. En esta ocasión, Hércules Poirot no va acompañado del Capitan Hasting (una pena, porque creo que hacen una pareja maravillosa y yo me río mucho con ellos dos (puede que más por las indirectas-directas de Poirot hacia la inteligencia de su compañero de fatigas)) Esta vez, su compañero de Scotland Yard es Edward Catchpool y no tengo nada bueno que decir de este caballero. En muchas ocasiones me he preguntado si era lelo. Demasiado tonto para estar en la policía, sacaba de quicio cada dos por tres a Poirot ¡Y hasta yo entendía lo que éste le quería decir! Pero no, Poirot tenía que repetirle las cosas cuarenta veces para que el niño se enterase. Sus traumas de pequeño y su modo de actuar no me gustaron. Me desesperaban mucho, falla en todas sus deducciones (o en la mayoría, creo recordar)

Hércules Poirot… bueno, yo entiendo que cuando se coge a un personaje que no es de uno, se intenta escribir de él colocándole de forma casi inmediata, solo de vez en cuando, sus rasgos más característicos, pero ¿¡Siempre!? ¡Y a todas horas! Poirot habla en francés alguna vez, con algún monosílabo, pero Sophie lo ha atiborrado a expresiones línea sí y otra también. Vale que Poirot sea un maniático del orden y de los ángulos rectos, pero hacérnoslo ver a cada habitación que entra… y ¿dónde está el simpático y compresible de Poirot? Su sonrisa a veces falsa, solo para evitar una confrontación en ocasiones. Aquí he visto a un detective muy enfurruñado en todo momento, enfadado, gritando, casi enrabietado. Poirot rozaba la prepotencia y con todo lo que se ha exagerado de él, aquí aparece como un vanidoso ególatra, que no deja hablar a nadie y que parece disfrutar haciéndole ver a los demás, lo insuficientes que son a su lado. No, no. Lo siento, pero creo que ese no es el Hércules Poirot que conozco. Creo que ha exagerado tanto sus rasgos princípiales que lo ha deformado y convertirlo en otra persona y eso me ha llegado a cansar.

          SPOILERS

El libro, ya casi por el final, te da un desenlace, que luego resulta no ser, sino otro que Poirot desvela al final. A mí en cambio, me gustó, me pareció que era mucho más interesante el primer desenlace, luego al saber la verdad me decepcionó un poco.

          FIN SPOILERS
           
Claro que no os podéis perder la reunión final, donde Poirot reune a todo el personal de la obra para desvelar todas las sorpresas que ha estado acumulando y como es propio de él, se las calla todas hasta el final para sorprendernos con lo que él solo ha visto.


Espero que si lo has leído tú, me puedas dar tu opinión. Un saludo a todos.



18 sept. 2016

Libros de Luca [Libro]


Si eres de las personas que aman la palabra escrita, que viven con intensidad cada libro, que andan con una imaginación despierta que puede visualizar todo lo que está leyendo. Si eres una de esas pocas personas que cada vez que pasa junto a una librería se detiene para observar y/o si tienes la gran suerte de vivir cerca de una libro-cafetería, entonces te animo a que leas este libro, porque no podrás apartar los ojos de él. Pues aquí, los auténticos protagonistas, son los libros.

En esta historia se narra, el poder que emanan los libros. Si eres una persona tan especial como para tener, ciertos poderes mágicos y que cuando lees en voz alta puedes, no solo cautivar a tu receptor, sino hacerle cambiar de parecer en algún tema e incluso matarlo, pues ¡Enhorabuena! Eres lo que se llama un “Transmisor” Si en cambio eres de los que escuchan la historia, no por boca de la persona que sostiene el libro, todavía mejor, sino que eres de lo que puede escuchar la voz de los libros en tu interior, entonces también estas de enhorabuena, pues eres el llamado “Receptor” Estos dos conceptos se explican ampliamente en el libro.

Libro de Luca
Autor: Mikkel Birkegaard (Danés)
Número de páginas: 549



Argumento:

Jon Campelli es un excelente abogado italiano que vive en Copenhague, con una cartera repleta de dinero, tiene fama, una casa esplendorosa, pero no es del todo feliz. Lleva separado de su padre muchos años, ya que él lo desterró de su vida con palabras muy poco cariñosas. Carece de madre también, ésta porque falleció cuando él era todavía muy pequeño. La vida de Jon Campelli se ve interrumpida a causa de la muerte de su padre, Luca, dejando a Jon por herencia, la librería que en vida él utilizaba. Libri di Luca. Por supuesto que Jon está totalmente decidido a seguir con su abogacía, pero también desea regresar a aquella librería que tantos y buenos recuerdos atesora. Todo está como la última vez que la abandonó. Solo que ahora, detrás del mostrador se encuentra Iversen, el fiel compañero de su padre por largos años y una chica pelirroja de brillantes ojos verdes que lo observa en la distancia fríamente, Katherina.

Es un libro mágico, dentro de la anticuaria librería de Libri di Luca y fuera de ella. Intrincados enredos esperan a Jon para ser desenredados. La suerte, el poder, el escepticismo, el amor y la confianza lo aguardan detrás de cada uno de los personajes que saldrán a su encuentro para amarlo, tentarlo, confundirlo o matarlo. Si hay un personaje que no abundan entre las páginas de este libro, pero que tiene un papel importante, es Muhammed, cliente de Jon. Un marroquí que vive de participar en todos los concursos y sorteos que encuentra por toda la red, es un experto informático y sus habilidad serán de increíble importancia, desde el principio hasta el final, además de ser un personaje con bastante sentido del humor que nos contagiará de su optimismo.


No quisiera desvelar nada más. Yo por mi parte, disfruté mucho en compañía de mi marido también, ya que decidimos leer en mutua compañía y por otro lado, cada vez que entraba en Libri di Luca, un pellizco de envidia me estrujaba el corazón por no encontrar cerca de mí, una librería de tal calidad por mis alrededores, pero imaginarme dentro de ella, dentro de la energía que desprendían aquellos libros y la magia de las palabras flotando ante mí, pensar en que podría ser una excelente “Transmisora” aunque por mi forma de ser, creo que más bien podría ser “Receptora” ¡En fin! Sea como fuere, he disfrutado hasta el punto, de querer recomendártelo.



15 may. 2016

Jane Eyre 2011



Jane Eyre (2011)
Basada en una novela de Charlotte Brontë
Director: Cary Fukunaga


Argumento:

Jane Eyre, una muchacha educada en un orfanato y con una muy difícil infancia, es contratada por Edward Rochester para trabajar como institutriz de una niña en Thornfiel Hall. La aislada y sombría mansión, así como la inicial frialdad del dueño de la casa, ponen a prueba la fortaleza de la joven. Sin embargo, poco a poco empieza a enamorase de él y a descubrir todos sus secretos.




Le tenía ganas a esta película, pues después de haber visto la mini serie que me enamoró, leer el libro, que me emocionó y amplió más la historia en mi mente, tenía mucha curiosidad por el sabor que me dejaría esta nueva adaptación. Realmente me defraudó u mucho...

Después de haber disfrutado de 4 horas con la mini serie de BBC la película se me hizo muy corta y con mucha falta de escenas y emociones ampliables debido a su limitado tiempo.

Los actores no hicieron por que cambiase de opinión, la fuerza de Toby Stephens, ni mucho menos la tiene este Rochester. No me impresionó y esperé mucho más de Mia Wasikowska. O puede que le tenga manía a esa chica por culpa de su pésima actuación en "Alicia, en el país de las maravillas" (Tim Burton) pero no me ha parecido lo suficiéntemente creíble.

No he quedado nada contenta y no puedo separar esta adaptación del libro, como lo hice con Mansfield Park. Se salvan algunos planos de cámara ampliables de grandes espacio de naturaleza, pero eso mismo lo he podido también disfrutar en otras miniseries, pero hay tantas y tantas cosas que aparecen en el libro, tantas cosas que Charlotte Brontë expresa y te quiere dar a entender...

Bueno, supongo que para el que conoce por primera vez la historia le puede llamar la atención lo suficiente, como para abrir su interés para leer el libro. Espero que así sea.









Si tienes móvil, también tienes mi blog ♥ 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...