Este blog funciona mejor con
Google Chrome

17 oct. 2016

Madame Bovary [Libro]

Madame Bovary (1857)
Gustave Flaubert
Número de páginas: 424




Argumento:

Emma es la hija de un granjero que vive esperando lo que tanto ha leído en sus libros románticos de la adolescencia. El casarse le hizo pensar que sería el cambio que tanto necesitaría, pero descubrió que el aburrimiento la abrumaba y nada se parecía a lo que tanto había leído. Llevar a cabo la búsqueda de ese sentimiento será abrazar la tragedia de su vida.



Yo creo que después de tanta adaptación de este libro (y más con la reciente de 2015) y tanto bombo que se le da a este libro, pues me había picado la curiosidad saber, quién era esta Madame en cuestión. Escrito en el S. XIX… no podía escapar a mis manos. Claro está que es un clásico de la literatura universal con un final impactante que, me lo veía venir… lo que no deja de ser impactante. Gustave tardó seis años en acabar este libro y se publicó por entregas (como muchos autores británicos de la época, como Charles Dickens, por poner un ejemplo) Fue una verdadera polémica y pronto, autor y editor tuvieron que enfrentarse a un proceso judicial acusados de inmoralidad, pero salieron airosos, aunque no tanto la novela que quedó ensombrecida por estos problemas y hasta mucho tiempo después no fue considerada una gran obra. ¿Por qué tanto revuelo? Si nos situamos en el 1857, escribir una novela donde trata tan abiertamente el adulterio no está bien visto, así que tuvo que pasar por la guillotina de la censura y no fue hasta tiempo después que se expuso toda la obra al completo.

Ha sido un camino largo para mí con este libro, porque me cogió en una semana de tumultos, preocupaciones y ajetreos por casa, así que… me dio tiempo a pensar en él, a echarlo de menos, a desearlo y aprender. Me recordó a muchas de las películas que había visto de época donde se cuestiona, si es bueno o no que una mujer lea tantas novelas. Que las hacen pensar, tener ideas propias… ¡Muy peligroso para la época! Una mujer no tenía atractivo cuando era inteligente, era más “mona” cuando se dedicaba a sonreír y asentir. Tema que también se discute, quizás no de un modo tan amplio como aquí, en La abadía de Northanger – Jane Austen. Hay una cita en su adaptación del 2007 que dice: Me pregunto, querido, si será bueno para ella leer tantas novelas.

Madame Bovary tiene una pasión oculta. Es una mujer apasionada que le encanta leer, disfruta de los libros en todas sus facetas. En sus años de estudio en el convento, llegaba a sus manos de forma ilegal novelas de amor que ella fue alimentando en su imaginación. Ese sueño de amor y pasión que sus protagonistas manifestaban, eso era lo que ella deseaba, vivir una vida de ese amor, de esos sentimientos. Mas, cuanto sintió desfallecer cuando al casarse descubrió que era una vida muy aburrida y dedicó su vida a buscar ese amor desenfrenado y no perenne que la satisficiera, pero la corrompió ese sueño, el sacar esa ficción a su vida real la atormentó y salpicó a todos lo que la rodeaban.  No supo separar esa ficción de su vida y quiso vivir las historias de sus protagonistas, pero la idea la prostituyó y poco a poco iba pisando más aguas fangosas.

Emma, la eterna Emma, hija de un granjero, una dama caprichosa, pero bella, apasionada, pero rebelde, ambiciosa y mentirosa que se casa con un médico rural. Tiene ambiciones, no se conforma con menos, siempre consigue lo que quiere y no es tan dulce como parece. Insatisfecha en todas las facetas de su vida, nada la hace feliz, ni sus amantes, ni su marido, ni su hija, ni el sexo y ni las compras. Se creó el término de “bovarismo” para definir a personas insatisfechas. Flaubert supo sacarle los colores a toda la burguesía con este libro. Es una novela cargada de pasión, dolor, insatisfacciones, sueños rotos. Frases que me han dejado marcada para la posteridad. Enseñanzas y días después de seguir pensando en ella y sacando más conlusiones.

Emma se convirtió en una nueva heroína por entonces, en otro tipo de mujer para las futuras novelas, así como Anna Karenina (1873)  y  La Regenta (1884-1885) . Madame Bovary se convirtió en la búsqueda desesperada de algo mejor, de la lucha contra el destino, el eterno deseo de la felicidad. Es un libro para reflexionar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...