Este blog funciona mejor con
Google Chrome

2 oct. 2016

La historia interminmable [Libro]

La historia interminable (1979)
Michael Ende
Número de páginas: 480
Género: Fantasía-juvenil







Argumento:
Bastian Baltasar Bux es un chico gordo y poco agraciado que tiene que pasar por la terrible experiencia de ser el blanco de las burlas de sus compañeros de clase, así pues, se refugia en los libros y se convierte en el protagonista de sus más estimables sueños. Un día se refugia en la librería del señor Koreander y siente una irrefrenable atracción por cierto libro de tapas de cuero con un símbolo en su portada. Frustrado con su vida, lo roba y decide no regresar nunca más a su casa. Se refugia en el desván de su colegio para leer lo que se convertirá, en la aventura más grande de su vida.



Pues sí, este ha sido uno de los libros que se eligió para mi club de lectura del 2015. Mi marido ya le tenía echado el ojo porque quería releerlo conmigo y a mí no me picaba nada la curiosidad, decidió que revisionando la adaptación podría afectarme y bueno, creo que después de casi una década de matrimonio sabe conocerme, así que no tardamos en coger el libro y comenzar.

Lo primero que, la experiencia hubiera sido al 100% completa y satisfecha si entre mis manos hubiera tenida el libro que se imprimió y encuadernó como se hizo la primera vez de su publicación, un libro tal y como sale en la adaptación, pero me tuve que conformar con una edición de El círculo de lectores que, bueno, igualmente disfruté visualmente. Es un libro escrito con sangre y encuadernado en piel humana… ¡Ah no! Eso es otra historia que debe ser contada más tarde…
Michael Ende, después de sus más y menos con su historia a la que dio mil vueltas para poder acabarlo, fue muy exigente con su editorial a la hora de imprimirlo. El hombre fue exigente. Debía de es un libro encuadernado en cuero, con el debido símbolo en su portada. En su interior, debía de estar impreso en dos colores, verde y rojo y el empezar de cada capítulo con una ilustración y la letra por la empezaría el capítulo, en orden alfabético. ¡Pues no quería nada el nene! ¿Eh, Jorge? La editorial puso sus pegas, como creo que las tendríamos todos, menos mal que tuvo una gran suerte y fue un tremendo exitazo. ¿El porqué de estas exigencias? Todo tiene un por qué y se entiende leyendo el libro.

Si te ha gustado la adaptación, si eres fan de ella, de seguro te maravillará el libro original, más aún si te digo que, si te quedaste con más ganas de Fantasía, el libro te da más, pues la adaptación es solo la primera mitad del libro. Yo pensé que después de leer lo que ya sabía (y dejando claro que la adaptación se comió todo un capítulo y algunos detalles, que quizás, te sorprendan y completen tu recuerdo de la película, seguirás enganchado) me iba a aburrir y pensaba ¿Qué puede haber después de lo que ya me contó la adaptación? Más de 200 páginas de incertidumbre para mí. Resulta que hay toda una historia más con los personajes que ya conocemos, otros mundos que descubrí, otros personajes que conocí y aventuras que me estremecieron. Que maravilla… resultaron ser unos cuatro días fascinantes. Hacía muchísimo tiempo que no leía nada de fantasía y se me abrió mucho el apetito. No quitaría nada del libro. Ni un párrafo, ni una letra, ni un personaje…



Que sensación… ¡El libro de los libros! Los sentimientos que Bastian describe, maravillado, como de un amor puro e incondicional cuando acaricia la cubierta del libro, se pregunta qué historia habrá en su interior. Se cuestiona qué es lo que pasa cuando el libro está cerrado ¿qué ocurre con esos personajes? ¿Ese mundo? Declara que ¿para qué leer cosas de la vida cotidiana? Que aburrido… dice Bastian. Él, que solo desea leer historias fantásticas… lo mira con ojos de amor, de deseo por saber, por soñar, por imaginar, por escapar… que fascinante sentimiento que lo envuelve y transmite al lector, más todavía si el lector siente lo mismo que Bastian ante el libro que tiene entre las manos. La historia interminable es en verdad, y eso lo sabe el lector cuando acaba, una historia interminable, que no acaba, un bucle… bueno, ese es el sentimiento que me ha dejado a mí, lo que yo he creído entender. Bastian está leyendo La historia interminable, a la vez que tú estás leyendo un libro que habla del libro que Bastian está leyendo… ¡Qué jaleo! Hay cosas que no se pueden describir y es como un rumor que te habla al corazón mientras lees y que entiendes perfectamente sin palabras.

Hay una gran cantidad de mensajes que Michael Ende intenta transmitirte con este libro, libro que siempre ha defendido que no era infantil y es que hay párrafos y párrafos que un niño, dudo mucho que entendería. La explicación de Gmork, el hombre lobo, con Bastian, mientras éste encadenado, le explica al niño el por qué esa extraña Nada está destruyendo fantasía, la realidad de sus palabras, la verdad del día a día. Un clásico que como muchos, pasan a través de los años y no cambian, porque su explicación se puede aplicar a cualquier época de la vida. Siempre diciendo verdades como puños, no importa que el libro esté escrito en el S. XIX, lo lees a día de hoy y el mensaje es exactamente el mismo, no se queda anticuado. Con La historia interminable pasa lo mismo. Su mensaje es claro y eficaz.


Te invito a que lo leas, a que me cuentes, a que me comuniques cuál es el mensaje que a ti te ha dejado o cuantos de ellos. Es sin duda, un libro digno de su relectura y de seguro que la próxima vez que lo lea, más cosas sacaré a relucir.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...