Este blog funciona mejor con
Google Chrome

5 nov. 2016

Matar a un ruiseñor [Libro]

A veces creo que voy con prisas, pero luego soy yo la que engaña a tales prisas. En 2015 escuchó la gran noticia de que Harper Lee se preparaba para hacer una secuela de Matar a un ruiseñor y bueno, como muchas otras veces me dije a mí misma que, bueno, es un clásico y si van a hacer una secuela pues tendría que empezar a leerme el libro. Al principio vinieron a mí tales prisas, apretándome con la ansiedad de abandonar el libro que tenía entre manos para empezar Matar a un ruiseñor, pero me dije: “¡No! Lo voy a empezar cuando me apetezca, porque no tengo ninguna prisa y no voy a dejar que me dominen. Ahora me lo voy a empezar cuando me de la gana a mí”
Así fue como aquella tarde casi no duermo por acabarme el libro que tenía entre manos para empezar Matar a un Ruiseñor a la mañana siguiente… pero fue porque a mí me dio la gana…

Matar a un ruiseñor (1960)
Autora: Harper Lee
Número de páginas: 416








Argumento:
  Scout Finch de seis años es la hija del abogado Atticus Finch y es hermana de Jem Finch, cuatro años mayor que ella. Viven en Maycomb, Alabama, y durante el verano conocen a un niño llamado Dill. Los tres juntos estarán aterrorizados por tres años por la casa de los Radley, donde se “esconde” Boo Radley. Inventarán e idearán siempre el medio para hacerle salir de casa, si es que está vivo. Mientras tanto, han de ir a la escuela, conocer a otras gentes, aprender lecciones de la vida y para eso, Atticus, el padre abogado de mediana edad, hace un papel excelente y ejemplar para todos los lectores.



Pasando por ser una novela que tuvo un éxito inmediato, que ganó el premio Pulitzer, que ha aparecido como una buena adaptación en la gran pantalla con grandes actores y que se ha convertido en un clásico de la literatura… para algunos será una bazofia. En este caso, para mí no lo fue, pero seguro que los hay que opinen que no es un gran libro. En fin, tampoco vino Lee a apuntarnos con un arma para leer su novela y condecorarla con grandes honores.
Yo había visto la adaptación hacía unos años atrás, o eso dice mi marido, porque yo no recordaba nada de nada hasta que llegué a ciertas partes del libro.

Dicen que los escritores escribimos mejor cuando plasmamos en el papel cosas ya conocidas por uno mismo, pues resulta que Harper Lee se insipiró precisamente en lo que te cuento. Matar a un ruiseñor está inspirada en las observaciones de una niña de 10 años (Lee) al conocer a sus vecinos y su familia por 1936 y sobre un incidente que por entonces ocurrió cerca de su ciudad.

Matar a un ruiseñor debería ser leído por todo el mundo, grandes y pequeños, porque seguro muchos pequeños entenderían lo que Scout dice, sus explicaciones y deducciones de todo lo que le rodea. Le agrega humor a la novela y ese punto de vista inocente que cuando somos mayores perdemos, de tal modo que en cierto modo nos insensibilizamos, como le pasó a Dill durante el juicio. Esas cosas que intentamos enseñarle a los más pequeños y que luego nosotros no nos aplicamos a nuestra vida. A los ojos de Scout y su hermano hay tantas injusticias en el mundo que lloran de frustración, pero que una persona mayor lo deja pasar como algo normal en la vida diaria.



Yo he sido una niña más que ha sido instruida y re-educada nuevamente por la mano de Atticus Finch, el padre de Scout (Jean Louise) y de Jem. Atticus es abogado y es una persona modelo. Las enseñanzas que intenta inculcarles a sus hijos son ejemplares. Es el molde de la honestidad, legalidad, cariño, respeto y honorabilidad que todo ser humano debería de ser consigo mismo y con su prójimo. Ejemplo de moral y de integridad para lectores y abogados. He leído en Wikipedia que un crítico decía sobre el impacto de la novela:

“ En el siglo XX, Matar a un ruiseñor es el libro más leído sobre el tema racial en Estados Unidos y su protagonista, Atticus Finch, es la imagen de ficción más duradera del heroísmo racial”

 Matar ruiseñores, que solo cantan y no hacen daño, es un acto malvado.

Es una novela que habla de muchas más cosas. Cuando Scout y Jem van al colegio, podemos ver el tema de las clases sociales, como en el aula hay niños de diferentes y dispares edades, no como aquí estamos acostumbrados. El trato entre ellos, el desconocimiento de la nueva profesora abre la puerta a nuestro conocimiento ya que, Scout nos explica por qué tal niño solo viene un día a clase o porqué otro no se trae el almuerzo. Enfatiza la tolerancia y condena los prejuicios.
A través de Scout vamos a vivir muchas aventuras, a preguntarnos como ella, ¿Qué es lo que pasa con Boo Radley? Cuando nos cuente su historia, parte de verdad y parte de la exuberante imaginación de los niños.

No te deja indiferente, el final es sin lugar a dudas frustrante. Palideces al darte cuenta de la cruda verdad que rodea el libro, como desde que Lee lo escribió hasta el día de hoy, apenas si ha cambiado el mundo y es triste, muy triste que acabes de leer el libro y sientas un dolor sordo en el pecho al pensar en las muchas, muchísimas injusticias de la vida. En el mundo en el que se van a criar los nuevos niños y lo peor de todo, darte cuenta de que las personas con los años no quieren cambiar. Atticus Finch intenta explicar en todo momento a sus hijos el comportamiento de esas personas que lo atribulan en su intento de defender a una persona, ¡ojo! Una persona, digo. Atticus siempre hablando a sus hijos del por qué de las cosas, siempre intentando que ellos no alberguen rencor en sus vidas. De tratar a todos por igual. La dignidad humana. Los derechos. Claro que tendremos muchos otros personajes que nos darán su versión contraria de las cosas, para que no nos quedemos con tan solo una cara de la moneda.

Estuve enganchada al libro dos días, no podía dejar de leer y siempre que hacía una parada, era para soltar el aire que tenía contenido y elevar el libro en alabanzas cuando mi marido me preguntaba, cómo lo llevaba. Por supuesto que se lo recomendé.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...