Este blog funciona mejor con
Google Chrome

31 ene. 2015

Puente Shinkyo







Ciertamente que cada país guarda su encanto, sus monumentos, sus lugares más fotografiados y reclamados por los turistas, pero yo te conduzco a la prefectura de Tochigo. Aún más cerca, en la región de Kantou. Espera, démosle al zoom. Se trata de la ciudad de Nikko, un lugar rico en santuarios, recintos sagrados y balnearios. Todo este conjunto de sitios hace que la ciudad sea un aliciente para todo turista, además de estar cargado de religiosidad y no es para menos, pues la UNESCO lo declaró, Patrimonio de la Humanidad gracias al conjunto de templos y santuarios que allí se asientan.

Ya de por sí puedes comprobar en las fotos la preciosidad de sitio del que estoy hablando, claro que más concretamente estás viendo un puente en rojo. ¿Qué puente es? Pues de todos los centros de atracción turística de Nikko, este puente es uno de esos reclamos que te invita a no dejar de echar fotografías, tanto con tu cámara digital, teléfono móvil, tablet o cualquier dispositivo del que tengas a mano. ¿Qué no tienes? Bueno, si eres un buen pintor lo puedes dibujar y sino, abre bien los ojos, porque verlo de cerca tiene que ser bellísimo.


Pero entremos en materia. Te estoy hablando del puente Shinkyo. Los registros dicen que dicho puente ya existía en 1636 y por otros lugares de Internet he leído que consta como fecha de construcción el año 766. Si caminas sobre él y llevas un aparatito que cuente la distancia, te dirá que mide 28 metros de largo, pero lo que no te dirá es que fue construido sobre una leyenda, donde tuvo lugar el cruce del legendario río por Shodo Shonin . Sin embargo, este puente no es original, pues el que primero se construyó fue destruido por una inundación en 1902, así pues, lo reconstruyeron y ahora la nueva fecha de este segundo puente es de 1907.

Y por otro lado de Internet he llegado a leer que no nunca existió dicha inundación. Se creía que era un puente colgante y en 1509 pasó a ser levadizo y fue en 1636 cuando tomó la forma actual que ahora se ven en las fotos, aunque los adornos decorativos fueron puestos en el año 1792. En fin ojalá pudiera yo misma ver los archivos y corroborar una versión u otra.
En lo que si parecen coincidir es en la existencia de la leyenda de Shodo Shonin, aunque discrepen en los detalles, la metáfora es la misma.
Cuenta la leyenda que el Sacerdote Shodo y sus discípulos querían cruzar el río Daiya, pero ese día, el río corría veloz y no se atrevían a cruzar para llegar a la otra orilla y rezar a su deidad, pero esta se apiadó de ellos y mandó a cientos de serpientes rojas y azules (otros que solo fueron dos gigantes) que se entrelazaran entre ellas hasta crear un puente que uniese las dos orillas. Y así fue como Shodo y sus discípulos consiguieron llegar a la otra orilla.

De lo que no hay duda es del bello espectáculo arquitectónico, no me extraña que digan que es uno de los más importantes de Japón.


24 ene. 2015

Stardust [Libro]

Y una vez más, mi curiosidad no solo me ha llevado (sin querer) hacia otro autor británico, sino a descubrir lo que hay tras una adaptación al cine. Bueno, lo más rápido y sencillo de explicar es decir, que hay un libro. La más larga, es que es una historia de amor interrumpida, por un autor que lo único que quería hacer, era dar a conocer su historia al mundo. Su verdadera historia. Con sus pros y sus contras, pero la verdad.

Stardust (1999)
Neil Gaiman
Número de páginas: 256



Argumento:

Tristan Thorn es un joven enamorado y apasionado que desea hacer cualquier cosa, para que su amor verdadero se case con él, consiguiendo así que esta muchacha le prometa a Tristan, concederle cualquier deseo si es capaz de traer para ella, una estrella que acaba de caer del cielo. Para ello, habrá de cruzar la abertura que da al Mundo de Más Allá y originar todas las aventuras más gratificantes de su vida.


La historia se origina en Muro, un pueblo que hace frontera entre el país de las Hadas y el mundo real. Tristan nos enseña lo que hay que hacer para cumplir sus sueños, las metas que tiene que alcanzar para conseguir lo que más ama. Su disconformidad y valentía lo llevan a descubrirse así mismo. Tristan es un joven enérgico y nos lleva con él para vivir sus aventuras de cómo encontró a la estrella caída del cielo, sin perder en ningún momento sus objetivos.

Pese a que la historia comienza con el padre, Dunstan, es del hijo de lo que venimos ha hablar, pero claro está, que sino es por lo el acto que tuvo el padre, no tendríamos la historia de Tristan Thorn. (Historia que solo cogen su núcleo en la película) Una historia tierna, la de Dunstan, enamorado muchacho de 18 años de Daisy Hempstock que solo pretende regalarle una flor de cristal, pero acaba en otros problemas junto a una joven de orejas un poco puntiagudas.
En Stardust vamos a encontrar un mundo de fantasía con todos sus habitantes de dicho mundo. Brujas y Señores, gnomos y hadas. Hombres peludos y barcos que surcan las nubes (y que poco tienen que ver con la adaptación…)

No sabría de qué calificarla, pues aunque he encontrado una escena romántica, un poco pasada de rosca, no podría calificarla como un libro para adultos, porque luego la trama me ha resultado un poco infantil. Parecía más un cuento. He echado de menos un poco más de profundidad en los sentimientos y pensamientos de los personajes, porque muchas cosas me han pillado de sopetón y parecía que pasaban porque sí, pero en términos generales, no deja de ser un libro de fantasía bastante original que para los amantes de las brujas, gnomos, unicornios y demás, les gustará.


Es una verdadera pena, que para lo corto que es el libro, la adaptación haya tenido que recurrir a la invención de escenas, en vez de hacer las que han eliminado. Pero para eso existe este libro, donde Neil Gaiman inventó esta historia, para los que quieran saber la verdad. 



17 ene. 2015

Tess of the D' Ubervilles [Miniserie]



Tess of the D’Urbervilles (2008)
Basada en una novela de Thomas Hardy
Género: Tragedia
Duración: 240 min.

Argumento:

Tess era una jovencita pueblerina que tiene que salir a ganar dinero para su familia, poco después de enterarse que su apellido era por antaño, uno de gran importancia, pero su padre sigue teniendo problemas con la bebida y su primer trabajo solo le traerá catastróficas consecuencias para su presente y su futuro. Arrastrar la experiencia de ser violada, asumir que está manchada de por vida y ligada a un hombre que desprecia solo traerá complicaciones para su ya, inestable vida. ¿Podrá el amor de su vida librarla de todas las cadenas que la apresan y atormentan? ¿Será capaz de proporcionarle un feliz porvenir?


Quiero señalizar, ante de meterme en la masa, que si no estás en esos momentos de tu vida, donde todo te va bien, te recomiendo que pases de esta mini serie. ¡Es una tragedia sin precedentes! Pobre Tess… qué no le pasa a esta dulce muchacha. Es admirable la fuerza que rezuma esta Gemma Arterton ante tales acontecimientos fatales que la rodean. Nos centramos en una vida humilde, una campesina, que solo quiere ser feliz, sueña con ser maestra, amar a su marido y tener un hogar propio. El mismo sueño que todas las mujeres de aquella época y mucha de la nuestra, pero tiene que trabajar por imposición, ya que su descuidado padre, tiende más a las labores mundanas de su disfrute personal, que al cuidado de su familia y de todos los hombre de la tierra, Tess tiene que tropezar con el hombre que arruinará su porvenir. Manchará su vida y robará su virtud. Y nada importa el recién descubrimiento de que sus ancestros fueran de la nobleza, porque a ellos no les queda nada, más el hallazgo arrastrará maldad y feos deseos por parte del padre, que no soporta la burla y la mofa de sus compañeros.




El corazón tan grande y sincero que Tess alberga dentro de su pecho, solo le traerá sufrimiento cuando ama con sincero afecto, cree que mentirle a su marido dicho pasado es como un pecado, lo que le acarrea más soberanos problemas. En verdad no son capítulos fáciles y cuando crees ver un resquicio de felicidad, se trunca por culpa de un pasado que no deja de perseguirla. Su difícil situación se complica por momentos y la rectitud de un hombre tan cristiano, solo la hace ver más sucia de lo que ya se siente. La devoción a Dios en las familias de vicarios se traspasa a los hijos y estos ya nacen con la justicia divina inculcada desde pequeños, algo que dirige sus vidas cuando son mayores. Esto no hará mejor a Tess, en un mundo donde las leyes y principios de Dios, no se rigen con el verdadero Todopoderoso, pero que las gentes se limitan a cumplir por sus principios de hombres, al temor de las habladurías. Y muy poco importa que hayan decorados bonitos, de extensas praderas verdes, porque yo por lo menos, solo podía pensar en el sufrimiento de esta protagonista, que se levanta una y otra vez.


Tess es solo una niña cuando se ve en la obligación de dejarse violar, creyendo así que pagaría el favor que el señor de aquella casa (su pérfido primo), le otorgó a ella dándole trabajo. Ahora ella es una deshonra para la familia y el secreto ha de quedarse entre esas cuatro paredes. Pero ¿Cuántas veces tendrá que regresar a casa con la vergüenza y el dolor? Recorrer ese camino cada vez más difícil y encarar lo que dirán sus padres. Lo que ella misma piensa de sus actos es siempre con valentía y honor, primero por el deber, luego por amor. Pareciera que todo lo que supiera hacer es hacer promesas para luego no cumplirlas. Su amor verdadero habrá de asumir terribles conflictos interiores con sus deberes cristianos, su amor y su lógica. Perdonar un pasado como el de Tess en este siglo, es más que fácil, ni debería discutirse, pero en tiempos donde la iglesia todo lo domina, es una tortura interior, el hombre que asume la responsabilidad de desposar a una mujer manchada, también asume un gran riesgo.



Todo es un proceso de aprendizaje, tal cuál es la vida como la conocemos, pero la tentación que despierta en su primo Alec, y la culpa que él le echa por tentarlo, me recuerda a Ambrosio, de la novela “El monje” tanto así diciendo él, que iba derecho a la salvación hasta que ella lo tentó con su belleza, la causa de su perdición, el echar por tierra su fe... Ahora Tess solo le queda aferrarse a un clavo ardiendo, que es el de ser rescatada de todo lo que le atormenta por quién más le ame, pero la tristeza y melancolía de toda la historia no deja entrever un gran final. Ni gran, ni bueno. Simplemente lo que es. La vida de Tess D’Ubervilles en el siglo XIX. Puedes creer todo lo que sucede, está muy cercana esta historia a la realidad. Lo cuál me transmite más tristeza.




10 ene. 2015

Dentro del laberinto

Por increíbles peligros e innumerables fatigas, me he abierto camino hasta el castillo, más allá de la ciudad de los Goblins. Para recuperar al niño que has robado.

Porque mi voluntad es tan fuerte como la tuya y mi reino igual de grande.

No tienes poder sobre mi

Labyrinth: Sarah



Los recuerdos son vagos a la hora de encontrar la fecha exacta, pero creo que rondaría los 12 o 13 años cuando, al igual que con Pesadilla antes de navidad , comencé a ver trozos en la televisión de Dentro del laberinto . Nunca llegaba a ver el principio, ni el final. Estaba muy emocionada con lo veía y solo quería saber cuando la volverían a estrenar para poder verla de principio a fin. Cuando aquello sucedió, mi padre me había regalado una walkman que también era grabadora y ya no recuerdo bien si fue que me grabé la película en una cinta VHS o que estuve atenta al próximo día de su estreno, porque en aquellos días, la solían echar con bastante frecuencia.


El caso fue, que yo me compré una cinta de cassette, acerqué el walkman al altavoz de la televisión, los hice callar a todos en casa y comencé a grabar parte de la película en mi cinta. Me colocaba los auriculares y me la llevaba siempre que mis padres me llevaban con ellos a pasear en el coche, le daba a play, cerraba los ojos e imaginaba las escenas en mi mente con una sonrisa. Como disfruté



Argumento:
Los padres de Sarah deben de salir y encargan a la joven que esté al cuidado de su hermano Toby. Esta disconforme y escuchando que su hermano no deja de llorar, recita (inadvertidamente) un texto que invoca al Rey de los Goblins para éste, se lleve al niño. Ella que no parecía creer en lo que nombraba, ve ante ella al mismo Jareth de su libro de fantasía advirtiéndole que contaba con 13 horas para recuperar al niño y para ello debería de atravesar un laberinto hasta llegar a su castillo. En su proceso hará amistades, conocerá lugares insólitos y tendrá cerca de Jareth que hará lo imposible para que Sarah lo encuentre.



¿Lo que más me llamaba la atención? Jareth
, el Rey de los Goblins. ¿Por qué? Esos cabellos rubios tan estrafalarios (que en aquellos años, no me lo parecían) su maquillaje, su maldad por eliminar a Sara, las canciones que cantaba y su atuendo.
La canción con la que más quedaba soñando era As the world falls down Me parecía tan romántica, sentía la tensión y atracción forzada que Jareth quería ejercer sobre Sara para que fuera su Reina, si ésta no quería desistir en el intento de recuperar a su hermano, la seduciría con el suntuoso regalo de ofrecerle el mundo.


Cabe decir, que los recuerdos se distorsionan con el paso de los años y que hace solo cuatro, la volví a ver con mi marido y me pareció un poco larga y en algunos momentos aburrida. Pero Jareth me siguió gustando mucho (aunque sea un villano poco explotado ) Los escenarios me recordaron un poco a Burton y los títeres si que me siguieron pareciendo excepcionales. Que el reloj marcara 13 horas y la escena de las escaleras donde no importaba la gravedad.


Dentro del laberinto es una película de fantasía , aventuras , es entretenida , con efectos acartonados para el día de hoy, pero que en su conjunto despierta la nostalgia
y simpatía . Está llena de magia. Si la generación de hoy le diera una oportunidad sin valorar los efectos hechos en el 1986, seguro que seguiría gustando, pues pese a ser un film dirigido al público infantil, son más los adultos que hemos disfrutado con ella. Es fantástico como Jim Henson dota de humanidad a tantos muñecos, cada uno con una gran personalidad, con grandes dosis de carisma. Te hace quererlos (aunque a los malos, no tanto, pero que igualmente te asustan)


Dentro del laberinto es una producción de George Lucas y si bien no has visto la película paso a paso, puede que no te hayas fijado en que tiene referencias a Alicia en el país de las maravillas
de Carroll y el Mago de Oz de Lyman Baum.
Los personajes van apareciendo poco a poco, llegando a completar a todo el elenco de amigos, enemigos, de los que quieren ayudar y no pueden de todo un reparto de muñecos que dan vida a unos personajes más que animados. ¿Cómo no se puede querer al perrito Didymus? El más adorable guardián del puente.


El ambiente que esta película destila, de un modo más que artesanal y de la mano de Henson, un mundo que te hace estar dentro del laberinto con Sara y todos sus amigos. Con todo un elenco que Jim ya tenía en mente, más que dificultoso. Pues salvo dos personas de carne y hueso, el resto sería un gran trabajo manual, un arte. Con la presencia de David Bowie como artista musical que elevó el status de la película a un nivel más comercial, pero que encajó perfectamente entre pelucas y ceñidos trajes (para muchos, demasiado ceñidos xD) que llevó con atrevimiento. Bien parecía que los usase a diario por el modo tan natural con que se mostraba ante las cámaras. Creo que nunca llegó a seducirnos su lado oscuro, pues se evidenciaba más su sensualidad que maldad . Fue bastante blando y le faltó firmeza.


Depende de cómo quieras ver esta película puedes encontrar varias lecturas. Bien puede ser una película que sin pretensiones , llama a tu puerta y quedas prendado de su fantasía, aventura, sencillez y humor. También puedes ver entre líneas los parecidos con la imaginación desbordada de Sarah a la dulce Alicia en su mundo al revés de las maravillas o Dorothy al otro lado del arco iris. Hay quién también afirma ver el paso de niña a mujer . De la infancia a la adolescencia a fin de reconocer en este paso, el fin de la inocencia y dar paso a las tentaciones y los deseos. Yo personalmente, me quedo con la primera parte, aunque suene un poco más superficial.


Es una producción que no recaudó ni la mitad de lo que se invirtió en ella, pero que con el paso de los años se ha ido valorando el cariño con que se rodó. El talento y la frescura que desprende. Te olvidas completamente de que hay muñecos y todo pasa a formar parte de algo real mientras entras de lleno en el laberinto. Puede que en el 86 el público no entendiera la esencia de la película, puede que las heroínas de 15 años soportando todo el peso del film no fuera suficiente o aceptado. Lo cierto es, que a día de hoy es todo un clásico y se le da el valor que se merece. ¡Un10!
Por sus increíbles escenarios, por el trabajo de Jim Henson con los muñecos, por la música, por las buenas interpretaciones de Jennifer Connelly (Sarah) y David Bowie (Jareth), por dejar a un segundo plano los efectos especiales y centrarse en el argumento.


Dentro del laberinto merece verse una, dos y tres veces. Deleitarse en la sencillez , pararse un momento para admirar los escenarios , escuchar la banda sonora , valorar el cariño que desprenden todos los personajes y amar el sencillo acto de presentar una película sin pretensiones que te llenará de magia y activará tu imaginación.




La manicura de hoy es:






Si tienes móvil, también tienes mi blog ♥



3 ene. 2015

Cartas ~ Jane Austen



Llevaba detrás del libro desde el mismo momento en que salió. Pero ¡me cachis! Que escapaba a mis posibilidades de compra, mas guardaba la esperanza de que algún día lo tendría en mis manos. Ese día fue el 22 de Agosto de 2013, donde mi padre me lo regaló y a las 19:10 ya le estaba echando su primera foto. Lo tuve en mis manos y me dije: “¡Wow, pedazo tocho!” me encantó, porque cuanto más gordo, más leería de sus cartas. Sabía que me encantaría y cuando lo abrí, dos marca-páginas cayeron en mis manos. Uno alargado y otro más cuadrado con la imagen de la portada. Reconozco que cuando lo vi en Internet, no me gustó nada la imagen que había escogido, pero pronto me aficioné a mirarle incluso de lejos y sonreír ante aquella gran señorita que se sentaba con pluma en mano, dispuesta a desparramar sus ideas en papel.

Ingeniosa, bromista, dicharachera, le gustaba conversar, pasear, leer a los clásicos (y no tan clásicos), pero sobretodo, escribir. Le gustaba el té sin leche y hacer juegos de palabras (que si no llegan a ser por las anotaciones, no me entero)
He podido disfrutar de alguna de sus palabras relacionadas con el que se cree que fue su primer amor, Tom Lefroy (Irlandés) así de cómo otras posibles, peticiones de matrimonio y amores.
Leer su correspondencia… ¿cómo te sentirías tú si descubrieras que leen tus cartas? Al principio me sentí como una intrusa, como su escuchara con la oreja pegada a la puerta, una conversación que no me concierne. Luego de leer un par de cartas y sentirla “amiga” me hacía sentir como si yo misma fuera su hermana Cassy.

El libro comienza con una inigualable entrada. La primera carta que se nos presenta no proviene de Jane hacia alguien. No. Es de su padre el reverendo que escribe a su cuñada, anunciando el nacimiento de Jane. Me dejó sin habla y emocionada. Sencillamente no me lo esperaba.

Al principio y como creo que muchísimas personas, me sentí defraudada al leer que se estimaba de la correspondencia de Jane, una cantidad desorbitada (unas 2000 cartas) y acto seguido decaer sin aliento al anunciar que solo se conservaban 162. Y eso no es todo, en muchas de las cartas, se cree que su hermana u otra persona censuraron líneas, quizás para preservar su intimidad, pero luego pensé ¡Qué leches! ¡Era su hermana! Y eran uña y carne, se contaron infinidad de intimidades que no tenían por qué ser descubiertas si ella no quisiera. ¡ Cassandra estaba en su derecho! Aunque a día de hoy nos apenemos por no saber más de una persona tan sencilla y de gran intelecto. Y luego otra vez, a medida que llegaban las cosas interesantes volvían a desaparecer líneas y hojas enteras y de nuevo la frustración se apoderaba de mí.

He aprendido mucho de ella, de sus costumbres, de su perspicacia e ingenio. Por fin he podido leer frases como “Ha llegado mi hijo” y que me han emocionado. Creo que a Jane no le hubiera gustado vivir en este siglo, hace unas referencias a una moda que se inició y que por suerte duró poco, de llevar los hombros al descubierto (las jovencitas) y ya le parecía algo muy indecoroso. No me la quiero imaginar caminar por las calles de una gran ciudad de noche, cerca de algún pub y contemplar las minifaldas y demás xD


El libro se divide en “etapas” concentradas en años, donde antes de leer la primera carta de la división correspondiente, hay un pequeño prólogo donde explica un breve resumen de las cartas que vas a leer.

Es una experiencia tan única e irrepetible que no deseo desvelar nada más a los fans de esta gran autora, ya que yo misma que me considero de ese grupo, he disfrutado como una niña y hubiera querido más. Más de su ingenio, de su excelente modo de expresarse, de imaginármela en esa mesita plegable que llevaba a todas partes consigo, con una pluma de dos pulgadas. Emocionante y sentimental escapada a un mundo donde, ojalá la medicina hubiera estado más avanzada.

Sin embargo, para los que ya lo hayan leído, querría comentar algunas cosillas en un pequeño cuadrado de Spoilers.



SPOILERS

El comienzo fue divertido, una alegre e inquieta Jane iba de fiesta en fiesta, bailando cada vez que algún hombre la invitaba a salir. Incansable, fardando con su hermana de que no se había cansado en toda la noche después de haber bailado todos las piezas. Increíble pensar que con el paso de los años ya no estaría tan ágil y que su luz poco a poco se apagaría, dejando una estela imposible de no ver.
La última etapa del libro, a la que titulan como “últimos meses” es tristísimo. Después de tanto evitar pronunciar en sus cartas que se sentía enferma, ya no puede engañar a nadie y se me partía el corazón cada que la leía escribiendo que había pasado unas noches con terribles fiebres, que se sentía como una inválida en aquella silla de ruedas. Tantas historias todavía por contar, tantos personajes que disfrutar…
Pero ella seguía mostrándose divertida, alegre y optimista en sus cartas a su sobrina Fanny, a la que adoraba con locura (pero no más a que a su propia hermana) y cuando ya no puede más y su inseparable hermana Cassandra escribe a la misma sobrina anunciando la muerte de su querida tía Jane… esa carta es desgarradora, no sé como tuvo las fuerzas para escribir todo aquello, pero también gracias a su coraje sabemos cuáles fueron sus últimas palabras, la hora en la murió, sus últimos momentos agitados e intranquilos. ¿Qué otra cosa hubiera querido Jane que no fuera morir en los brazos de su amada hermana? Terrible momento…

SPOILERS




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...