Este blog funciona mejor con
Google Chrome

3 mar. 2017

La puntualidad --> ¿Normalidad o falta de respeto?

Una vez una persona sierva de Dios fue invitado en una ciudad para hacer una serie de conferencias al respecto de la Biblia. Debía de estar un tiempo y todos los días hablar sobre algo distinto. Él y su mujer estaban muy contentos porque mucha gente venía, pero el día donde él debía de tratar sobre el tema de "Las ofrendas y diezmos" muchos asientos estaban vacíos. 


No sé si voy a tocar alguna fibra de algunas personas, pero como todavía estamos en un país libre y gracias a Dios todavía se puede hablar de todo (a veces hasta en demasía), pues no quiero desaprovechar el tiempo que el Señor me da para poder hablar de algo tan importante como la PUNTUALIDAD. Porque la puntualidad es una norma básica de la educación.

Lo primero y principal de todo es, que cuando una persona llega tarde y lo digo para los que tienen por costumbre hacerlo siempre, no piensan en absoluto en la persona que está esperando por ellos. No, no lo hacen, lo digo aunque pienses que suena que ofende, pero es la verdad, porque de seguro que esa persona no llega tarde a su trabajo, ni se retrasa en dejar al niño en el colegio y casi seguro que son de los van al cine y van antes de tiempo hasta para ver empezar los trailers. ¿Entonces por qué llegar tarde a una cita con tu amigo o familiar? Te preparas con tiempo para ir al trabajo, pero ¿te da igual llegar tarde y hacer esperar en la calle a la persona con la que has quedado? ¿y si ese día está lloviendo? ¿o hace frío? ¿O esa persona está ese día costipada? Claro que hay que ser tolerantes, todos tenemos problemas, inconvenientes, atrasos, pero ¿¿siempre?? Siento decirte que es una pena que estas personas lleguen tarde para unas cosas y para las que les conviene llegar pronto sean puntuales, porque luego, estas mismas personas cuando reciben un retraso de alguien entonces las critican ¿No se dan cuenta de su propio error? ¿o simplemente ellos ven normal llegar tarde, pero los demás no tienen el derecho de hacerlo?


Cuando yo quedo contigo a las 6 de la tarde, tengo planes de acabar a cierta hora para seguir con mi planes de la tarde, pero lo que no puedo estar pensando es, en llegar a las 6 a la esquina de tal sitio y estar de pie pasando frío, o calor durante media hora o más porque ahora, también todo lo que tenía pensado para hacer después, también lo he de retrasar ¡O cancelar! porque ya llego tarde a la siguiente cita. Mientras esa persona que está en su casa arreglándose a las 6, hora a la que se supone debía de estar en el lugar citado, la otra está de brazos cruzados por más de media hora sin hacer absolutamente nada. ¿Tengo derecho a quejarme al decir que me están robando tiempo de mi vida cuando se dice que el tiempo es oro y yo estoy allí, de brazos cruzados esperando por una persona que no me tiene en consideración? ¡Me están robando mi tiempo! Y encima lo estoy consintiendo. Que nuestra inmensa capacidad de justificarnos no te haga pensar que tienes derecho a llegar tarde o que no es para tanto, porque si vas a llegar tarde y lo sabes, queda a la hora que sabes que llegarás bien, que no hay problema en decirlo y si a mi no me viene bien esa nueva hora, pues ya encontraremos el día adecuado para quedar. Porque luego sois los primeros en quejaros y despotricar cuando os dejan plantados a vosotros, no os gusta ¿verdad? Pues no lo hagáis. Utilizar el "Ponerme el zapato de la otra persona"

Hago un llamado para las personas que llegan puntuales al trabajo o a lo que les conviene, pero saben dejar tirada a las personas en la calle por el tiempo que ellos quieran. Por favor, hacer con vuestro tiempo lo que os de la gana, pero con el tiempo de los demás, no juguéis.

"Haz a los demás todo lo que quieras que te hagan a tí"
Mateos 7:12 ~

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...