Este blog funciona mejor con
Google Chrome

21 abr. 2017

Somos más ovejas que monos.


 
A menudo nos encontramos en la Biblia que Dios se refiere al ser humano como ovejas y hasta parece que nos trata con similitud. Cuando hablamos de la Biblia, hemos de ponernos en contexto con la situación y el tiempo en que fue escrita y por los tiempos en que Jesús caminó sobre la tierra, el pastoreo de ovejas era un trabajo común. (Algo que se puede aplicar a la vida moderna al respecto del por qué vamos como manada de ovejas a muchos sitios)

¿Por qué nos compara Dios con las ovejas?
1 Están siempre indefensas contra los depredadores.
Puedes ver como un camaleón se camufla con el ambiente, un gato saca las uñas para arañarte, el lince corre a grandes velocidades y el perro saca los dientes y te muerde. ¿Qué hace la oveja? Beee. Parece ser que las ovejitas no tienen arma defensiva. Nosotros tampoco, nosotros nacemos desnudos y nada va añadido a nuestro cuerpo como arma.

2 Son animales muy torpes.
A la vista está que el ser humano tropieza sobre sus mismas piedras una y otra vez, una y otra vez. Sabemos tomar decisiones equivocadas y nos metemos en camisa de once varas.

3 Son seres totalmente dependientes
No somos libres porque somos esclavos de nuestros propios deseos. Siempre andamos deseando algo en la vida, material o no. Siempre buscando la compañía de alguien, que nos proteja, que nos ame, que nos dé seguridad. Las ovejas también está siempre dependiendo de su amo, a dónde él las conduzca, allí van ellas.

Después de ver estos tres términos ¿Qué le pasa a una oveja sin pastor?
Si dejas sola a la oveja caerá por el precipicio, se acercará a los barrancos y los lugares más espinosos.

¿Qué hace un buen pastor?

El Señor es mi pastor,nada me faltará.2 En lugares de verdes pastos me hace descansar;junto a aguas de reposo me pastoreará.3 Él restaurará mi alma;me guiará por senderos de justiciapor amor de su nombre.4 Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo;tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

He aquí el Salmo 23 donde Dios hace el papel de un pastor y nosotros las ovejas.
Hay más ejemplos en:
 Juan 10
Ezequiel 34:31


No hay comentarios:

Publicar un comentario

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...