Este blog funciona mejor con
Google Chrome

14 feb. 2014

Genkan ¡Fuera los zapatos!





Hay ocasiones en que las cosas más simples pasan desapercibidas, pero cuando se está en la tranquilidad de la noche, cuando uno ya está relajado, es cuando vienen ideas, momentos de durante el día que se te habían escapado al momento, pero no para tus ojos y tu mente las retenía hasta que tenía la oportunidad de dejártelo caer.


He aquí una de esas ocasiones en las que me di cuenta de, lo sencillo de entrar a una casa tradicional japonesa, quitarse los zapatos, elevar un saludo y entrar. Puede que yo estuviera acostumbrada por los tantos animes y películas que he visto y de ese modo lo he dejado pasar. Pero mi queridísimo Japón ♥ está siempre en mi corazón y en mi blog. No podía dejar pasar la oportunidad de rebuscar un poco para darme cuenta de la pequeñez que era en mi cabeza y las grandes cosas que he encontrado en Internet.

A simple vista es un pequeño recibidor, pero no. Hay mucho más. Como todo en la cultura japonesa.

Alguien va a visitar a su vecino. Se para delante de la puerta, llama al timbre, lo reciben.

- Doozo ogari kudasai (por favor, suba)

El invitado se descalza, abre un pequeño armario para dejar su zapato y se pone unas pantuflas.
- Ojamashimasu!! (Lo voy a molestar)
Sube el escalón y se adentra en la casa.

Tanto en las casas como en los apartamentos (así como muchos pequeños apartamentos de estudiantes que tanto he visto en los animes), así como en el colegio, determinados hoteles, los baños públicos, todos los templos, algunos restaurantes y algunas empresas, existe una zona, como apartada de toda la casa donde se descalza uno e intercambia el calzado de calle para colocarse unas pantuflas (uwabaki o surippa) y dejan su calzado con las puntas hacia fuera, para más comodidad cuando tenga que salir de nuevo. Todo este pequeño recibidor, que lo separan con un escalón donde al subirlo ya se entra totalmente en la casa, se llama Genkan. Y no importa lo occidental que pueda ser la casa o pequeña. Este espacio ha de existir.

El estilo tradicional del Genkan tiene unas normas, unas pequeñas reglas, una cierta etiqueta, una educación.
Primero se ha de parar uno a la puerta y elevar un saludo anunciando su presencia. Alguien vendrá a saludarte y darte permiso, entonces es cuando se descalza y se puede entrar en casa. Se descalza y deja los zapatos pegados al escalón y con la punta mirando hacia la calle.

La tradición de descalzarse también tiene un nombre: Kutsu wo nugu. Es una tradición muy arraigada y sería algo de disputa que alguien entrase en casa con los zapatos puestos (lo que me recuerda la graciosa escena de Kyou (Fruits Basket) entrado todo enojos en la casa de su primo sin descalzarse xD)

La palabra Genkan significa “entrada al conocimiento profundo” pues en antaño, al subir el peldaño de madera que te daba la entrada a la casa, se iniciaba una vida de adiestramiento.
De un modo psicológico, el Genkan se encuentra situado entre el interior de la casa (uchi) y el exterior de esta (soto). También desde esa posición, le da al visitante una perspectiva de la casa.

El hecho de que al entrar a un edificio, ya sea casa, empresa, hotel… si hallamos un escalón al abrir la puerta, queda obvio el hecho de que habrá que descalzarse y no temer que puedan robarte los zapatos. Puede que no siempre que sea escalones habrá de hacerse, es cuestión de sentido común (el de ellos, cuando yo vaya iré sembrando Japón con mis zapatos xD) Es un acto muy protocolario. (Por lo que si vas a Japón, te aconsejo que revises tus calcetines, no sean que los agujeritos te delaten xD)

¿Por qué descalzarse para caminar con unas pantuflas o con calcetines?
Los nipones creen que han de dejar el calzado fuera porque ellos traen las “malas vibraciones” de la calle. Normalmente, el Genkan viene equipado con un “Geta-Bako” Armario para guardar el calzado de la calle.

Otra teoría es que antiguamente, el Dios japonés o la gente de poder e importancia siempre se situaba un escalón por encima de los demás, lo que sitúa ese suelo en un lugar sagrado y el que viniese de fuera debía de descalzarse, para no manchar el suelo. Era algo impuro. Por lo que también los japoneses creen que en cada casa hay un espíritu protector, dado que esta fuerza es “un escalón más alto que ellos” deben descalzarse.

También nos encontramos con el “Tatami” La típica alfombrilla japonesa que está hecha de arroz, por lo que es sagrada y e aquí otro motivo para descalzarse y no pisarla con las impurezas del zapato. Aunque el Tatami también es un material delicado y podría dañarse con facilidad con los calzados que usamos. Así como la madera y otros materiales delicados. Lo que podríamos llamar una teoría de Higiene y cuidado.

Y para finalizar, el origen que se cree que procede esta tradición tan arraigada es del periodo Heian (794-1192) y se basa en el clima de Japón. Todos sabemos la cantidad de veces que llueve en Japón y antiguamente, ya que no había todavía asfalto en las carreteras, se tomó por costumbre dejar el calzado a la entrada de la casa para mantener limpio el suelo, además de que el suelo, no era solo para pisarlo. Se comía, se sentaba y se dormía en él. Tener un suelo siempre sucio de agua y barro no hace agradable la comida. Se dejaba la suciedad en el exterior.

Luego de que el suelo fue asfaltado, se siguió con dicha costumbre, pues el problema de la humedad no se solucionaría, por lo que se siguió con el sistema de descalzarse antes de entrar.

Es el conjunto de todas estas teorías lo que hace creíble esta tradición.
Hermosa tradición con gran profundidad. Japón siempre a la altura de mis expectativas.
Mi querido y amado Japón ♥


Gracias a:




Si tienes móvil, también tienes mi blog ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...