Este blog funciona mejor con
Google Chrome

5 feb. 2016

La importancia del Bambú



Te voy a decir una cosa. Si quieres plantar bambú en la terraza de tu casa para este año, yo de ti hallaría la manera de regresar al pasado para plantarla siete años antes... xD


Sembrar bambú, no es apto para personas impacientes que desean ver el crecimiento cada día como el que planta lentejas. No retoñitos míos. No. La planta del bambú había de ser trabajo de chinos. En este caso nos situamos en Japón. Estos nipones siempre con sus filosofías, con su paciencia, con su labor para cuidar un bonsai, hacer una ceremonia del té o aprender Ikebana.


El bambú lo plantas hoy, lo riegas y abonas durante siete años para que al llegar a éste tiempo, al séptimo mes, te crezca durante seis semanas ¡30 metros! Sorprendente ¿cierto? Yo sería una no apta, pero puede que mi amor a Japón rompa barreras xD Por lo que te pregunto: ¿Creció el bambú en seis semanas? No, estuvo creciendo durante siete años.



Con esto no estoy diciendo que durante esos siete años la semilla estuviera durmiendo. No. Pese a su apariencia inactiva, la semilla estaba tejiendo laboriosamente un sistema de raíces que la mantendrían para cuando diera el estirón. Ya había comentado la filosofía preciosa de la flor de Loto. El Bambú también tiene, pues "El crecimiento interno, también lleva su tiempo. Después se ven los frutos"

Puedes creer estar haciendo la misma tarea casi inexistente para los demás durante seis años, hasta que el año séptimo todo cambia y comienzas a ver un cambio. Es como la historia de la paciencia, esa de la que tanto carecemos porque queremos las cosas en el acto.




Si tienes móvil, también tienes mi blog ♥


No hay comentarios:

Publicar un comentario

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...