Este blog funciona mejor con
Google Chrome

18 oct. 2014

Lo que queda del día

ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOLIERS



Lo que queda del día (1993)
Basada en una novela de Kazuo Ishiguro
Director: James Ivory
Duración: 134 min.


Argumento:

Darlington Hall vive los años 30 mientras es regentada por un aristócrata inglés. El primer mayordomo de la casa es un profesional en su trabajo, amante del orden y la perfección. Es reservado, pero su vida cambia cuando la nueva ama de llaves, la Sra. Kenton llega a su vida con toda su pasión por vivir, por aprender y romper las rutinas. El trabajo de mayordomo está por encima de cualquier otro sentimiento, pero su padre anciano, la Sra. Kenton y su atractivo, junto al señor de la casa y sus actividades extrañas en vísperas de la II Guerra Mundial, lo pondrán a prueba.


Después de todo un día de trabajo, de sumisa atención por todos los quehaceres de la casa, de obedecer al amo y señor de Darlington. Después de dar órdenes, tener todo bajo control, de guardar la privacidad. Después de tantos años de servicio ¿Qué es lo que queda al final del día?

Un mayordomo fiel, obediente, sumiso, abnegado ante todas las cosas. Con un buen aplomo para soportar la muerte del padre, la ausencia de un amor, las malas decisiones de un confuso amo y la total enmascaración de toda expresión física.
Cabe esperar, pues, que la actuación de Anthony Hopkins, como el mayordomo Sr. Stevens, sea algo fría, pero solo en apariencia y no hay que rascar mucho sobre la superficie para ver el dolor de muchas de sus penas.

Me fascinó y me asustó el aplomo que guarda para seguir con los quehaceres de la casa cuando debe de sentirse tan triste y solo. Una vida de servidumbre, una vida abnegada. Atendiendo a órdenes todo el tiempo y dándolas también. Sin poder tener el placer de salir con amigos, aunque tampoco parece tener esas ganas ni esos deseos.

Nuestro punto de visto sería más compartido por Emma Thompson, que hace de la más eficaz ama de llaves que el Sr. Stevens haya contratado. Srta. Kenton. Ella se irrita, llora, corre, ríe. No se encierra en todo el papel que supone ser Ama de llaves. Es estricta cuando debe y no comprende como Sr. Stevens puede soportar tantas cosas y no estallar de irritación o saltar de felicidad en otras.

En cambio, Sr. Stevens es un hombre hecho a su rutina, donde encontró la pasión en su trabajo tan dedicado, tomándose sus momentos de intimidad resguardándose del mundo, pero se tropieza con la nueva incorporación de un ama de llaves, Sra. Kenton, una mujer que desea vivir con fuerza y espera que Stevens la acompañe, pero esta historia de amor no podrá ser, pues la obligaciones de éste, le impiden tomar otro camino que no sea el de resguardarse en su mundo de servidumbre donde tanto disfruta.

No se levanta la voz y las normas son estrictas y si habéis leído mucho sobre esta época o visto películas, entenderéis mejor la situación.
Hugh Grant por otra parte, después de tenerlo atragantado con Sentido y Sensibilidad de 1995 me ha agradado bastante, se ha portado como un caballero xD en líneas generales y me ha gustado. Es también la familiaridad que tenía con Sr. Stevens lo que siempre me gustan de estas películas, como la clase de noble cuna no todo es altanera con el servicio.

Muy al contrario del amo y señor de la casa, que tras el tropiezo de Sr. Stevens padre, se siente humillado y no querría otra actuación semejante cuando sus invitados lleguen a casa. Acto que solo provocará en el anciano sentimientos de decepción e inutilidad. Rebajado después de tantos años de servicio.

Si hay algo que me enamore de estas películas es la estética, siempre procurando la fidelidad de la época, con el glamour de las reuniones sociales donde todos compiten por mostrarse más acicalado, educado, hipócrita y falsamente respetuoso. Las escenas de la cena, desde lo alto para poder disfrutar de una vista completa y comprobar que todo está en su sitio milimétricamente. El mayordomo es estricto es esto.

Puede que el argumento sea bastante sencillo, ya que la vida se va relatando, básicamente, a través de una dedicada vida de servicio, por muchos años, a mano de un estupendo mayordomo, que allá a donde vaya, sus manerismos de oficios lo persiguen y lo delatan. Su máximo cuidado por su señor, por mantener la calma en todo momento, todo bajo control, cuidado a la perfección.

Iremos saltando de presente a pasado, rememorando el cómo el nuevo amo de una gran mansión de Inglaterra, está ahora en manos de un americano, que no es otro que Christopher Revee. Sin duda una gran sorpresa, pues podría esperar cualquier otro americano, menos este.

Lo que queda del día es un melodrama, que puede parecer lento, pero solo hay que sumergirse en los pensamientos que las miradas escondidas de Sr. Stevens expresa algunas con pesar, otras con avidez y de las expresiones de la Sra. Kerton, donde en un momento de aflicción, si ni siquiera puede recibir el consuelo de la persona que durante tantos años la había acompañado en su trabajo. Porque parece que ante todo, el aplomo del Sr. Steven lo guarda de ningún otra emoción que no sea la de la templanza.



3 comentarios:

  1. No me suena, aunque tampoco me llama... Me alegra de que te guste, un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Cuando vi la imagen del póster de la película supe que era una película que debo ver debido a sus espectaculares actores. Ya leyendo la sinopsis y lo que tú dices me he convencido totalmente: Debo ver este filme pronto.

    Gracias por la reseña, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo artículo sobre una curiosa película. Me gustó bastante y contiene uno de los papeles de Anthony Hopkins que más me ha enganchado. Mis conocimientos sobre esa época son muy básicos, así que tal vez no le saqué todo el jugo que debía, pero aún así me pareció un film muy interesante y con unas interpretaciones magníficas.

    El honor, el respeto al trabajo y la obediencia son las características principales que esgrime el personaje de Hopkins… lo cual nos hace plantearnos en diversos momentos de la peli por lo que interesa que pese más en la balanza, si lo que queremos o lo que debemos hacer. ¡Besos y genial entrada!

    ResponderEliminar

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...