Este blog funciona mejor con
Google Chrome

13 sept. 2014

Harry Potter y la orden del fénix

Inevitablemente, si he de comentar esta quinta entrega, no tendré más remedio que hablar de la anterior, por lo que es necesario que en ella haya Spoilers. ¡Quedáis advertidos!



Harry Potter y la orden del fénix (2002)
Novela de: J. K. Rowling
5º Entrega de la Saga
Nº de páginas: 896


Y después de haber estado en un sin vivir, devorándome los cuatro anteriores libros en dos semanas, he tenido que correr para no dejar por más tiempo, lo que se avecinaba en esta quinta y penúltima entrega. Creo que es el comienzo, antes de ir a Hogwarts, más largo en comparación a las cuatro entregas anteriores. De aquí que te puedes hacer una idea de lo mucho que se habrá devorado el director, para hacer la simpática adaptación al cine.
También es el libro más largo, con diferencia, del resto de la saga y eso solo puede significar una cosa… Grandes cosas van a suceder.

¡Y además de verdad! Creo que no había visto tanto acontecimiento junto, de todos y cada uno de los personajes, porque Joanne no se ha dejado ninguno a atrás y no me arrepiento de leérmelos de seguido, porque los pequeños detalles (y algunos no tan minúsculos) los he tenido bien frescos, de modo que he podido recordar y atar cabos sueltos de las otras entregas. Ha sido una maravilla ¡Qué tensión!

Cómo ya habrás leído en las cuatro entregas anteriores, Lord Voldemort a regresado, por mucho que Cornelius Fudge se empeñe en demostrar lo contrario. ¿Y quién tiene la culpa según él? Bueno, Harry Potter es que el no deja de asegurar que, al final de la competición de los tres magos, él vio como Ceddric moría y como el ritual de su resurrección se llevaba a cabo. Dada la habilidad de Fudge por encubrir, lo que para él son absolutas mentiras, no tarda en querer meter manos en el asunto y ese asunto lo lleva a Hogwarts. Ahora que Harry Potter regresa al colegio de magia y hechicería, tendrá muchas oportunidades para contar sus teorías, por lo que Fudge no puede consentirlo e hace la vida imposible a todos los estudiantes con una Dolores Umbrige (bien merecido el nombre…) que no tarda en amargarlos a todos, además de callar la boca de Harry Potter, que es lo que le interesa, además de expulsarlo del colegio.

Si hay algo nuevo en este libro (digo algo nuevo, pero no me malinterpretéis, todo es nuevo, solo hablo concretamente de una cosa) es la actitud de Harry Potter con todos lo que le rodean. Y no es de extrañar que después de vivir los cuatro últimos años en el colegio donde no han sido nada tranquillos, este año esté más alterado que de costumbre, por no decir nervioso y atacado con la idea de que Lord Voldemort ha regresado con cuerpo y poderes, con fuerzas renovadas para liquidarlo. Sus pensamientos son toda una odisea, su frustración por la aislamiento que siente de los que de verdad lo entienden le hace hervir la sangre. ¡Y no es de extrañar! Pero todo y digo TODO, tiene su explicación y quién mejor que Dumbledore para las explicaciones.

De nuevo, en esta quinta entrega no nos podemos resistir a conocer personajes nuevos, hechizos nuevos, decorados nuevos, criaturas mágicas de Hagrid nuevas… un sin fin de cosas y dado que vemos a través de los ojos de Harry, nuevas incógnitas, hasta de quién menos te lo esperarías. Lo que me ha dejado a mí también sin palabras.
Por lo que no es de extrañar que, como comprenderás, la adaptación no ha podido recoger toda la información del libro, por lo que, entre lo que han modificado y quitado… las dos últimas películas de la saga siguen dejando incógnitas en el público, mientras que el libro te lo acabará explicando todo. No me cansaré de repetir, que le des una oportunidad a los libros, aunque quieras saltarte esta frase.


El final es de una tensión que casi no podrías resistirlo, los valores de la amistad, la lealtad, la unión hace la fuerza, elegir el bando correcto, el todo por el todo. La evolución de todos los personajes es sorprendente, la vida personal de ellos también nos es expuesta para conocerlos mejor, como si fueran nuestros amigos.  Yo le decía a mi marido: “¡Bueno me voy! He quedado con Harry Potter” porque en verdad que los acabas conociendo y a veces vas por delante de ellos esperando lo que sabes que van a decir. Creo que todo el libro merece la pena, pero yo creo que más por el final ¡No porque quisiera que se acabase! Es porque después de haberlo leído me he quedado “¡Woooow! Vaya final…” Ya hace más notoria lo lejana que está la adaptación del libro. Pero lo cierto es que todavía quedan dos entregas, así que no te entretengo más. 



2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Tremendo, parece mentira que a J. K. Rowling no se le acabase la cuerda y que, tras cinco entregas, siguiese sorprendiendo más y más a los lectores. Yo creo que la gente no es realmente consciente del trabajo que implica eso, de la creatividad que conlleva y del mérito que tiene. Sí, todo el mundo dice que este libro está muy bien y tal, pero profundamente no se dan cuenta de la genialidad que es tener cinco entregas (hasta ese punto) al nivel que Rowling consiguió de historia, giros y personajes. La manera en que dosifica las perlas de información es, además esencial.

    Este final, al igual que a ti, me impactó mucho. Recuerdo que lo terminé en una fría noche de invierno y me quedé tan impactado que me costó conciliar el sueño XD. Y respecto a las adaptaciones, totalmente de acuerdo contigo, como siempre XD. Pero en esta adaptación hay una cosa que, en mi opinión, clama al cielo. Hay un pedazo de conversación en el libro que quizás dure más de 30 páginas (no lo sé ahora mismo exactamente) analizando muchas cosas de la saga, explicando muchas otras y dando sentido a la mayoría y… ¡en la peli se la saltaron totalmente por alto! La redujeron a un par de minutos (con silencios incluidos entre las frases XD) y no se aclara nada. Para mí es una de las conversaciones más vitales e importantes de la saga (ya no es cuestión de gustos, es que esa conversación da sentido, como digo, a muchos sucesos) y debería haber estado ahí.

    Pero es que el que ve las pelis, realmente, ve otra cosa que no es Harry Potter en sí. Y eso pasa, en mi opinión, con cualquier adaptación de cualquier otro libro, videojuego, cómic o lo que sea. Y por eso me sorprende que haya tanta gente que alaba en demasía las películas de Harry Potter. Que los gustos son los gustos, está claro, pero la gente los confunde con la objetividad, un problema bastante grave que voy advirtiendo últimamente. ¿Qué esas pelis tienen un trabajo detrás de escenarios, filmación, iluminación y tal muy a tener en cuenta? Por supuesto. Pero de ahí a que sean buenas adaptaciones o incluso que tengan sentido por sí mismas (ya que no explican casi nada XD) hay un mundo.

    ResponderEliminar

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...