Este blog funciona mejor con
Google Chrome

16 jul. 2015

El guardián de las palabras [Película]







Que estupenda película la que vimos mi marido y yo. Mitad real, mitad animación. No, no es moderna; no, no tiene los mejores efectos, la verdad que su argumento no es de lo más elaborado y los vestuarios son muy normales y corrientes. ¿Qué me atrajo de ella? Fue la magia de la imaginación, fue el viajar a todos los lugares imaginables y no imaginables desde el sofá. Fue el tema a tratar, que como el oso busca la miel, tuvimos un sentimiento unánime de amor a la literatura que nos hizo dejar de lado el que fuera una película que pasara por la vida sin llamar la atención. Vista solo por aquellos que quisieran adentrarse en los círculos minoritarios de la gente rara que busca más allá de lo comercial. Pues, este fue nuestro momento de alejarnos de las películas que nos rodeaban para ir más allá. A los mundos escondidos de los libros.

El guardián de las palabras (1994)
Dirigido por Joe Johnston (acción en vida real) y Maurice Hunt
Género: Animación
Duración: 80 min.


Argumento:
  Richard Tyler es un niño que se asusta por casi todo en la vida y se guía a la hora de tomar decisiones, en las estadísticas. Un día su padre lo envía a hacer un recado para acabar con la casa del árbol que está construyendo para él, pero que Richard no se decide a subir a ella, por lo que las estadísticas dicen al respecto de los accidentes. La lluvia comienza a caer y cuando más fuerte es la tormenta decide refugiarse en una lejana biblioteca. Allí, mientras el bibliotecario le indica donde hay un teléfono público, Richard llega al centro de la biblioteca, resbala con el charco de agua que él mismo ha creado por la cantidad de agua que contiene su ropa y queda inconsciente. Al despertar comenzará la mayor aventura que jamás haya vivido, fuera de sus estadísticas. 


Quizás hable en nombre de todas las personas que no pueden pasar sin un libro en sus ratos de ocios, para los que compaginan varios hobbys, entre ellos la lectura y para incluso los que leen media docena de libros al año, pero que sienten arder su corazón cuando se encuentran dentro de una librería. Hablo para todos aquellos que sienten la palabra escrita como algo más en su vida, como algo básico en sus quehaceres semanales (o diarios para los más enganchados y con más tiempo libre).
Creo estar en lo cierto si digo, que somos personas a las que nos gusta que nos cuenten historias. Muchos seremos de los que tuvieron una infancia donde padre o madre, o ambos, le leían cuentos antes de dormir, o a media tarde o cuando alguno tuviera tiempo. Personas que no nos conformamos con la vida real. Seres que miramos al suelo y a veces vemos ladrillos amarillos, que cerramos los ojos para escuchar acercarse algún carruaje, que divagamos frente a nuestro enemigo mientras hacemos oídos sordos a sus quejas y en cambio, lo desfiguramos convirtiéndolo en un apestoso troll y que sacudimos el móvil cual varita mágica para cambiar algo que nos perturba y con magia cambiarlo a algo mejor.
Gente que mira más allá, gente despierta y soñadora al mismo tiempo. Dilucidamos nuestros errores para beneficiarnos de ellos con alguna ensoñación. Gente que vive dos vidas paralelas, como cuando trabajas en un supermercado y vas haciendo tus tareas mientras sueñas que eres el héroe de la toalla de la mujer a la que amas y a la cual quieres sorprender, hasta que te sorprende tu jefe poniendo los huevos en la caja del brócoli, pero bueno, eso es algo que puede pasar… ¿no?



Macaulay Culkin interpreta a Richard Tyler, un niño asustadizo de casi cualquier cosa, vive pensando en las estadistas. Siempre muy cuidadoso y precavido. Llega a una enorme, fascinante, espaciosa, espléndida y gigante biblioteca a causa de la tormenta y allí es donde, aprenderá a ser más valiente, a enfrentarse a sus miedos, a vivir aventuras, a creer en la fantasía y a no temer al horror si tiene amigos a los que recurrir. Algo similar a La historia interminable, un libro dentro de otro libro, quizás con la ligera diferencia de que Richard se introduce en tres tipos de libros. Habrá de pasar tres pruebas si quiere regresar a casa por la tan ansiada salida. EXIT. Las tres pruebas son la representación de los tres libros que acompañarán al pequeño Richard hasta el final. Aventura, horror y fantasía. En cada una de las pruebas, diversos guiños a los grandes clásicos de la literatura se nos sucederán uno detrás de otro. Mobi Dick, Dr. Jekyll y Mr. Hyde, La isla del tesoro y mucho más.


La película es lo que es. Una introducción al mundo infinito de los libros. Mostrarnos lo divertido que puede ser viajar gratis si tenemos la paciencia de leer. Lo que éstos también nos pueden enseñar si prestamos atención, a veces no son solo historias y leer entre líneas también tiene muchas enseñanzas. Es el comienzo de una gran aventura que, al igual que Richard Tyler, si se empieza desde pequeño, si se tiene el ejemplo de los padres, se puede convertir en un gran y beneficioso hábito. Suerte la mía que tuve desde mi infancia ambas cosas.
Para los adultos es un gran disfrute y entretenimiento de una película de aventuras y para los adultos asiduos a leer, sobretodo clásicos, nos queda la diversión de ir parando la película cada vez que la cámara enfoca los lomos legibles de los libros. Pasarás momentos de orgullo y risas al ir descubriendo todos los libros que hay allí, que conoces y que si has leído de paso, con más aplauso gritas su nombre. Mi marido y yo hicimos un gran equipo, ambos pudimos identificar todos los libros, porque están los títulos en inglés, y para nuestras mejores risas descubrir cuantos habíamos leído, unos él, otros yo y otros ambos, pero fueron bastantes en total. Estirábamos el brazo hacia la pantalla y luego el dedo índice muy decididos a gritar el siguiente libro descubierto: “¡Eh! ¡The secret garden!” xD Muy divertido. Fantástico ver dos de los fotogramas donde aparecen de seguido un gran número de libros de Sherlock Holmes, precioso.

 

También había libros de Agatha Christie, Poe, Bram Stoker, Stephen King, cuentos de los Hermanos Grimn, Charles Dickens, Frank L. Baum, Lousa Alcott, Shakespeare y Lewis Carroll entre otros, solo por poner unos ejemplos. Guiños a relatos de Poe y a R. L. Stevenson. Un disfrute de película y una maravilla contar con actores como Christopher Lloyd, que parece siempre estar metido en película de aventurillas muy entretenidas y para todos los públicos. También con Whoopi Goldberg que le puso voz al libro de Fantasía y Patrick Stewart al libro de Aventura. Siento no conocer a los otros actores que prestaron su voz para los demás personajes de animación, pero también lo hicieron maravillosamente.



Bueno, yo por mi parte en estos momentos, me voy a la casa que tengo a medio construir en el fondo del mar. Buenas lecturas a todos.



1 comentario:

  1. Oh, esta película me encanta :'D Además le tengo especial cariño porque mi primo tenía el videojuego para la Sega cuando eramos pequeños y me encantaba verle a él o a mi hermano jugar (yo no lo hacía porque era inútil y me moría super rápido xD). De hecho, es que no sabía que había película y cuando lo descubrí años después fue como "que guay! *O*" XDD

    ResponderEliminar

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...