Este blog funciona mejor con
Google Chrome

17 ene. 2015

Tess of the D' Ubervilles [Miniserie]



Tess of the D’Urbervilles (2008)
Basada en una novela de Thomas Hardy
Género: Tragedia
Duración: 240 min.

Argumento:

Tess era una jovencita pueblerina que tiene que salir a ganar dinero para su familia, poco después de enterarse que su apellido era por antaño, uno de gran importancia, pero su padre sigue teniendo problemas con la bebida y su primer trabajo solo le traerá catastróficas consecuencias para su presente y su futuro. Arrastrar la experiencia de ser violada, asumir que está manchada de por vida y ligada a un hombre que desprecia solo traerá complicaciones para su ya, inestable vida. ¿Podrá el amor de su vida librarla de todas las cadenas que la apresan y atormentan? ¿Será capaz de proporcionarle un feliz porvenir?


Quiero señalizar, ante de meterme en la masa, que si no estás en esos momentos de tu vida, donde todo te va bien, te recomiendo que pases de esta mini serie. ¡Es una tragedia sin precedentes! Pobre Tess… qué no le pasa a esta dulce muchacha. Es admirable la fuerza que rezuma esta Gemma Arterton ante tales acontecimientos fatales que la rodean. Nos centramos en una vida humilde, una campesina, que solo quiere ser feliz, sueña con ser maestra, amar a su marido y tener un hogar propio. El mismo sueño que todas las mujeres de aquella época y mucha de la nuestra, pero tiene que trabajar por imposición, ya que su descuidado padre, tiende más a las labores mundanas de su disfrute personal, que al cuidado de su familia y de todos los hombre de la tierra, Tess tiene que tropezar con el hombre que arruinará su porvenir. Manchará su vida y robará su virtud. Y nada importa el recién descubrimiento de que sus ancestros fueran de la nobleza, porque a ellos no les queda nada, más el hallazgo arrastrará maldad y feos deseos por parte del padre, que no soporta la burla y la mofa de sus compañeros.




El corazón tan grande y sincero que Tess alberga dentro de su pecho, solo le traerá sufrimiento cuando ama con sincero afecto, cree que mentirle a su marido dicho pasado es como un pecado, lo que le acarrea más soberanos problemas. En verdad no son capítulos fáciles y cuando crees ver un resquicio de felicidad, se trunca por culpa de un pasado que no deja de perseguirla. Su difícil situación se complica por momentos y la rectitud de un hombre tan cristiano, solo la hace ver más sucia de lo que ya se siente. La devoción a Dios en las familias de vicarios se traspasa a los hijos y estos ya nacen con la justicia divina inculcada desde pequeños, algo que dirige sus vidas cuando son mayores. Esto no hará mejor a Tess, en un mundo donde las leyes y principios de Dios, no se rigen con el verdadero Todopoderoso, pero que las gentes se limitan a cumplir por sus principios de hombres, al temor de las habladurías. Y muy poco importa que hayan decorados bonitos, de extensas praderas verdes, porque yo por lo menos, solo podía pensar en el sufrimiento de esta protagonista, que se levanta una y otra vez.


Tess es solo una niña cuando se ve en la obligación de dejarse violar, creyendo así que pagaría el favor que el señor de aquella casa (su pérfido primo), le otorgó a ella dándole trabajo. Ahora ella es una deshonra para la familia y el secreto ha de quedarse entre esas cuatro paredes. Pero ¿Cuántas veces tendrá que regresar a casa con la vergüenza y el dolor? Recorrer ese camino cada vez más difícil y encarar lo que dirán sus padres. Lo que ella misma piensa de sus actos es siempre con valentía y honor, primero por el deber, luego por amor. Pareciera que todo lo que supiera hacer es hacer promesas para luego no cumplirlas. Su amor verdadero habrá de asumir terribles conflictos interiores con sus deberes cristianos, su amor y su lógica. Perdonar un pasado como el de Tess en este siglo, es más que fácil, ni debería discutirse, pero en tiempos donde la iglesia todo lo domina, es una tortura interior, el hombre que asume la responsabilidad de desposar a una mujer manchada, también asume un gran riesgo.



Todo es un proceso de aprendizaje, tal cuál es la vida como la conocemos, pero la tentación que despierta en su primo Alec, y la culpa que él le echa por tentarlo, me recuerda a Ambrosio, de la novela “El monje” tanto así diciendo él, que iba derecho a la salvación hasta que ella lo tentó con su belleza, la causa de su perdición, el echar por tierra su fe... Ahora Tess solo le queda aferrarse a un clavo ardiendo, que es el de ser rescatada de todo lo que le atormenta por quién más le ame, pero la tristeza y melancolía de toda la historia no deja entrever un gran final. Ni gran, ni bueno. Simplemente lo que es. La vida de Tess D’Ubervilles en el siglo XIX. Puedes creer todo lo que sucede, está muy cercana esta historia a la realidad. Lo cuál me transmite más tristeza.




2 comentarios:

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...