Este blog funciona mejor con
Google Chrome

10 ene. 2015

Dentro del laberinto

Por increíbles peligros e innumerables fatigas, me he abierto camino hasta el castillo, más allá de la ciudad de los Goblins. Para recuperar al niño que has robado.

Porque mi voluntad es tan fuerte como la tuya y mi reino igual de grande.

No tienes poder sobre mi

Labyrinth: Sarah



Los recuerdos son vagos a la hora de encontrar la fecha exacta, pero creo que rondaría los 12 o 13 años cuando, al igual que con Pesadilla antes de navidad , comencé a ver trozos en la televisión de Dentro del laberinto . Nunca llegaba a ver el principio, ni el final. Estaba muy emocionada con lo veía y solo quería saber cuando la volverían a estrenar para poder verla de principio a fin. Cuando aquello sucedió, mi padre me había regalado una walkman que también era grabadora y ya no recuerdo bien si fue que me grabé la película en una cinta VHS o que estuve atenta al próximo día de su estreno, porque en aquellos días, la solían echar con bastante frecuencia.


El caso fue, que yo me compré una cinta de cassette, acerqué el walkman al altavoz de la televisión, los hice callar a todos en casa y comencé a grabar parte de la película en mi cinta. Me colocaba los auriculares y me la llevaba siempre que mis padres me llevaban con ellos a pasear en el coche, le daba a play, cerraba los ojos e imaginaba las escenas en mi mente con una sonrisa. Como disfruté



Argumento:
Los padres de Sarah deben de salir y encargan a la joven que esté al cuidado de su hermano Toby. Esta disconforme y escuchando que su hermano no deja de llorar, recita (inadvertidamente) un texto que invoca al Rey de los Goblins para éste, se lleve al niño. Ella que no parecía creer en lo que nombraba, ve ante ella al mismo Jareth de su libro de fantasía advirtiéndole que contaba con 13 horas para recuperar al niño y para ello debería de atravesar un laberinto hasta llegar a su castillo. En su proceso hará amistades, conocerá lugares insólitos y tendrá cerca de Jareth que hará lo imposible para que Sarah lo encuentre.



¿Lo que más me llamaba la atención? Jareth
, el Rey de los Goblins. ¿Por qué? Esos cabellos rubios tan estrafalarios (que en aquellos años, no me lo parecían) su maquillaje, su maldad por eliminar a Sara, las canciones que cantaba y su atuendo.
La canción con la que más quedaba soñando era As the world falls down Me parecía tan romántica, sentía la tensión y atracción forzada que Jareth quería ejercer sobre Sara para que fuera su Reina, si ésta no quería desistir en el intento de recuperar a su hermano, la seduciría con el suntuoso regalo de ofrecerle el mundo.


Cabe decir, que los recuerdos se distorsionan con el paso de los años y que hace solo cuatro, la volví a ver con mi marido y me pareció un poco larga y en algunos momentos aburrida. Pero Jareth me siguió gustando mucho (aunque sea un villano poco explotado ) Los escenarios me recordaron un poco a Burton y los títeres si que me siguieron pareciendo excepcionales. Que el reloj marcara 13 horas y la escena de las escaleras donde no importaba la gravedad.


Dentro del laberinto es una película de fantasía , aventuras , es entretenida , con efectos acartonados para el día de hoy, pero que en su conjunto despierta la nostalgia
y simpatía . Está llena de magia. Si la generación de hoy le diera una oportunidad sin valorar los efectos hechos en el 1986, seguro que seguiría gustando, pues pese a ser un film dirigido al público infantil, son más los adultos que hemos disfrutado con ella. Es fantástico como Jim Henson dota de humanidad a tantos muñecos, cada uno con una gran personalidad, con grandes dosis de carisma. Te hace quererlos (aunque a los malos, no tanto, pero que igualmente te asustan)


Dentro del laberinto es una producción de George Lucas y si bien no has visto la película paso a paso, puede que no te hayas fijado en que tiene referencias a Alicia en el país de las maravillas
de Carroll y el Mago de Oz de Lyman Baum.
Los personajes van apareciendo poco a poco, llegando a completar a todo el elenco de amigos, enemigos, de los que quieren ayudar y no pueden de todo un reparto de muñecos que dan vida a unos personajes más que animados. ¿Cómo no se puede querer al perrito Didymus? El más adorable guardián del puente.


El ambiente que esta película destila, de un modo más que artesanal y de la mano de Henson, un mundo que te hace estar dentro del laberinto con Sara y todos sus amigos. Con todo un elenco que Jim ya tenía en mente, más que dificultoso. Pues salvo dos personas de carne y hueso, el resto sería un gran trabajo manual, un arte. Con la presencia de David Bowie como artista musical que elevó el status de la película a un nivel más comercial, pero que encajó perfectamente entre pelucas y ceñidos trajes (para muchos, demasiado ceñidos xD) que llevó con atrevimiento. Bien parecía que los usase a diario por el modo tan natural con que se mostraba ante las cámaras. Creo que nunca llegó a seducirnos su lado oscuro, pues se evidenciaba más su sensualidad que maldad . Fue bastante blando y le faltó firmeza.


Depende de cómo quieras ver esta película puedes encontrar varias lecturas. Bien puede ser una película que sin pretensiones , llama a tu puerta y quedas prendado de su fantasía, aventura, sencillez y humor. También puedes ver entre líneas los parecidos con la imaginación desbordada de Sarah a la dulce Alicia en su mundo al revés de las maravillas o Dorothy al otro lado del arco iris. Hay quién también afirma ver el paso de niña a mujer . De la infancia a la adolescencia a fin de reconocer en este paso, el fin de la inocencia y dar paso a las tentaciones y los deseos. Yo personalmente, me quedo con la primera parte, aunque suene un poco más superficial.


Es una producción que no recaudó ni la mitad de lo que se invirtió en ella, pero que con el paso de los años se ha ido valorando el cariño con que se rodó. El talento y la frescura que desprende. Te olvidas completamente de que hay muñecos y todo pasa a formar parte de algo real mientras entras de lleno en el laberinto. Puede que en el 86 el público no entendiera la esencia de la película, puede que las heroínas de 15 años soportando todo el peso del film no fuera suficiente o aceptado. Lo cierto es, que a día de hoy es todo un clásico y se le da el valor que se merece. ¡Un10!
Por sus increíbles escenarios, por el trabajo de Jim Henson con los muñecos, por la música, por las buenas interpretaciones de Jennifer Connelly (Sarah) y David Bowie (Jareth), por dejar a un segundo plano los efectos especiales y centrarse en el argumento.


Dentro del laberinto merece verse una, dos y tres veces. Deleitarse en la sencillez , pararse un momento para admirar los escenarios , escuchar la banda sonora , valorar el cariño que desprenden todos los personajes y amar el sencillo acto de presentar una película sin pretensiones que te llenará de magia y activará tu imaginación.




La manicura de hoy es:






Si tienes móvil, también tienes mi blog ♥



3 comentarios:

  1. Creo que con decir que es mi película favorita, lo digo todo <3

    ResponderEliminar
  2. Un lujazo de artículo. Que sepas que es uno de los que más me han gustado (sin menospreciar a los otros, que todos son magníficos). Pero me ha encantado como has iniciado el texto (con la frase de la peli) y todos los recuerdos y momentos que me has hecho revivir. Y es que Dentro del Laberinto es una película muy especial para mí (y para tantas otras personas que a día de hoy, como comentas, la tienen como obra de culto). Pura magia de los 80 y un buen hacer impresionante.

    Esta era una de mis pelis favoritas cuando era niño. La echaban a menudo por TV y, en cuanto acababa, todos los niños del barrio saliamos a la calle a "jugar a Dentro del Laberinto". Con aquella magia e imaginación que teníamos en la generación donde Cindy Lauper ponía voz, los chiquillos montábamos nuestro "juego de rol" imaginario donde cada uno era un personaje de la peli y recreábamos (o inventábamos nuevas) aventuras del mundo de la peli.

    ResponderEliminar
  3. Yo también la tuve un tiempo grabada en VHS. Ya sabemos que aquella tecnología tenía sus desventajas, pero pienso que tenía algo que hoy se ha perdido: la capacidad de hacer disfrutar cada visionado como si fuese el último. Y es que como la cinta se iba degenerando con el uso, uno no sabía cuantas veces más iba a poder repetir la experiencia. Es como el que va tomando a sorbitos un elixir maravilloso aunque sabe que a cada trago va a quedar menos de la botella.

    Me encanta todo en esta peli. Y es que hay mucho arte en ella y una imaginación desbordante. Como bien comentas, tiene cosas maravillosas: las criaturas, los fantásticos escenarios, la actuación de Jennifer Connelly, la presencia de David Bowie y su "marcando" personalidad xDDD... Es una peli grandiosa, una de aquellas que hacía soñar despierta a toda una generación y que demostraba como romper barreras y hacer realidad la magia sin más herramientas que los efectos tradicionales.

    P.D.: Muy grande lo que comentas de la grabadora con cintas de cassette xD. Yo también lo hacía, pero grabando capítulos de Dragon Ball para escucharlos luego xD. Gracias por regalarnos este pedacito de magia ;-)

    ResponderEliminar

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...