Este blog funciona mejor con
Google Chrome

23 oct. 2012

GATITA TRICOLOR ♥



 Querida Lusy:

Esta es la carta más difícil que he escrito hasta ahora.
Bien sé que no lo recuerdas, pero el único beneficio de la depresión de mi madre fuiste tú.
Teóricamente, naciste aprox. el 14 de enero, porque cuando llegaste a mi familia nos dijeron que ya tenías un mes y eso fue el 14 de febrero del 2006. No pude conocerte en fecha más idónea.
Recién te habían destetado y tuvimos que enseñarte a comer y nosotros aprendimos que la leche con lactosa no la tolerabas.
Cabías en mi mano, tenias unos preciosos ojos negros, llenos de vida que se fueron transformando en verdes a medida que fuiste creciendo. Eras toda pelo y con culito dueño de muchos chistes y gracia, porque parecía graciosamente desproporcionado al resto de tu cuerpo. Cuántas risas nos tuviste que soportar… Te quisimos, nos hiciste reír. Buscabas nuestro cariñ o y tuvimos que regañarte en más de una ocasión por no saber dejar el juego a tiempo.

Al año, yo me casé y quise que te vinieses conmigo. Conociste a tu nuevo papá e incluso creo que llegaste a quererlo más que a mí. Eso a veces me despertaba unos tímidos celos, porque yo te tuve antes, pero a medida que nos fuimos conociendo mejor, me demostrabas tu especial cariñ o para conmigo, como descargabas tu furia solo en mi y como me buscabas en los días más fríos para que te acurrucase en mis brazos y darte calor. Cuando te sentías sola o querías que te prestásemos atención.
Fuimos una familia maravillosa, demasiado unida, con demasiados recuerdos y fotografías, ni siquiera eras la mascota, era tal nuestro amor hacia ti que no había distinción entre persona y animal. En tus maullidos yo escuchaba "mamá" e "hijica mia" te decíamos nosotros. En muchos momentos de explosión eufórica, gritábamos lo bonita que eras mientras te acariciábamos y tu nos devolvías el afecto con una cariñosa forma de retorcerte mientras te ponías boca arriba para que acariciásemos y besásemos tu blanca pancita mientras tú ronroneabas.


Al cabo de 5 años de vida, las circunstancias nos obligaron a mudarnos de ciudad y de provincia y no te pensábamos dejar atrás. Tuviste pena y tristeza porque por causas egoístas e incoherentes que escapan a tu entendimiento,  tuviste que pasar cerca de dos meses sola gran parte del dia en una casa fría y totalmente solitaria, pero pronto estuvimos juntos otra vez y dándote más cariñ o que nunca para compensar el tiempo que estuviste sola.
Probablemente fuiste la gata más cariñosa y agradecida que haya existido jamás. La más mimada y consentida. Siempre se podía sentir a tu alrededor el amor que todos sentíamos hacia ti. La llegada a casa siempre era alegría. Entrábamos por la puerta y antes que cualquier cosa íbamos a buscarte. “¿Dónde estará Lusy?” Nos decíamos entre risitas. Tu estupendo pelaje te camuflaba siempre, hasta que sentíamos unos ojos vibrantes que nos observaban y entonces íbamos para saludarte y besarte y respondías siempre con algún maullido a modo de agradecimiento.



Este año es probablemente el más oscuro de nuestras vidas. Algunos sucesos ya nos tenían tristes, pero entonces te enfermaste mi pequeñita. Nuestros cariños no ocasionaron el milagro que deberieron de sucederse una y otra vez en nuestros sueños. Intentamos por todos los medios ser los mejores doctores para aliviar tu posible dolor. Algo en ti había cambiado…
Tu eras una gatita que quizás tenía un poco de más peso de lo normal, pero eras tan bonita, tan rechonchita… preciosa. Supongo que es el mismo sentimiento que pudiera tener un millonario, cuando en su cuenta de ahorros no pueden haber más cifras y ese gran número no puede salvar la vida de la persona que más quiere ¿De qué sirve tanto dinero? Estábamos dispuestos a curarte sea cual fuera el precio, pero… mi querida Lusy. Mi más preciado tesoro, vidica de mi corazón… no pudiste esperarme. Tuviste que irte…
Había algo en tu mirada… ¿Sábes? Tu mirada había cambiado, no brillaba tanto. Nos mirabas con fijeza y dolor. Lo sentía cada vez que te me quedabas mirando. Yo creía que estabas mejorando con el tratamiento. Me seguías a todas partes de la casa, como hacías antes. Supongo que lo interpreté como no debía. Puede que me estuvieras siguiendo porque querías que te abrazase. Querías sentir mi calor y yo te felicitaba porque por fin decidías moverte un poco más.


Querida mía. Nunca jamás encontraré a otra gatita tan mimosa, cariñosa y especial como tú. Nunca nos ocasionaste problemas, siempre fuiste obediente. Siempre fuiste fiel y permaneciste a nuestro lado. Siempre serás el recuerdo y dolor en nuestro corazón. Nuestro sonreír y nuestro deseo de girar la cabeza y volver a verte entrar por la puerta, con esa característica manchita color café bajo la nariz.
Me arrepiento totalmente de no haberme podido despedir de tí como quisiera, pero es probable que entonces no hubieran podido separarme jamás de tu cuerpo sin vida. Te dejamos temprano en la mañana con el veterinario para que pudiera restablecerte, pero a las pocas horas me llamó con trágicas noticias y ya no pude hacer nada. Cuando fuímos a la clínica, ni siquiera te tenía presente. No pude verte por ningún medio posible. Pero como ya te digo, si te hubiera visto no me hubieran podido separar de tí. Y entonces supongo que mi último recuerdo hubiera sido mucho más amargo al pensar que entre mis brazos te tuve por última vez sin vida. Y yo ahora creo que prefiero recordarte con tu gran viveza y ronroneo junto a mi pecho. El cielo también lloraba ese día por tu pérdida.


que nunca más te sostendré entre mis brazos.
que nunca más volveré a saludarte al llegar a casa y tú a recibirme.
que si mañana volvieras a nacer y te deparasen el mismo final, volvería a cogerte sin pensarlo ni un segundo e intentaría por todos los medios de cambiar tu destino. Volverías a ser mía. Volverías a ser parte de esta familia sin ninguna duda.
Te quiero tanto todavía y es tan grande todavía tu recuerdo en nosotros que aún nos miramos y lloramos.
Si en estos momentos mientras me despido de ti lloro, tienes que saber que es sobretodo de alegría, porque he tenido el privilegio de tenerte a mi lado, de que me hicieras feliz durante 6 años. Años que ahora se me hacen tan cortos...


Gracias Lusy por llenar mi vida de alegrías.
Gracias por dejarte querer.
Gracias doy a Dios porque tu muerte fue adormeciéndote. Tú sola te dormiste y no sufriste.

Gracias amor mío. Que nunca serás sustituida.
Te quiero y te querré por todos los años que me quede de vida. Y lloraré un poquito  más por ti hasta que tu recuerdo deje de causarme la pena de no volverte a ver más.

Los 20 de Octubre siguientes, Ya no serán más, una fecha cualquiera en  mi calendario.


13 comentarios:

  1. Hola mi niña perdoname por no postear algo referido con tu entradito prometo que despues la leo detenidamente pero te ruego te metas a mi blog y leas el aviso importante que deje.... poooooorfis es muy IMPORTANTE!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    Siento mucho lo que ha pasado, ojalá no tuviera que leerlo y menos tú tener que escribirlo, sé lo que es porque a mí se me murió el gato ya hace unos meses, y da igual quesean 6 años que 13 como tenía el mío, el dolo sigue siendo el mismo.
    Nosotros pasamos un calvario también porque pensamos que se iba a recuperar y apenas duró dos semanas o semana y media más...
    de haberlo sabido habría preferido ponerle la inyección, el final hubiera sido el mismo y nos habríamos ahorrado todos ese sufrimiento.
    Lo pasé fatal cuando lo vi muerto en mi cama, da gracias que no la has visto, porque es lo peor que hubieras podido hacer.
    Cada día, porque no hay ni un solo día en el que no lo haga me acuerdo de él, y aunque ahora tengo otra gatita: Milka, para mí él seguirá siendo un gato muy especial y mi gato.
    Ojalá que mis recuerdos pudieran mostrarse con una película con música y todo, para que los pudierais ver, porque estuvimos juntos desde que yo tenía 7 años hasta los 20.
    Miki va a ser siempre mi gato, ese gato tan especial.

    Así que ánimo, que el dolor se irá, pero los recuerdos los vas a tener para siempre.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es horrible todo esto. Tal y como dice. La casa está tan vacía... y tantas costumbres al cabo de los años que tomamos por ella que ahora es difícil hacer la vida normal.
      Pero pronto se irá el dolor, estoy segura, porque yo colaboraré a ello, pero no sé si con el tiempo querría otro animal en casa, después de ver el dolor que ocasiona la pérdida jejeje veremos...

      Gracias ♥

      Eliminar
  3. Es la carta más bonita que he leído jamás. Es el mejor homenaje que se le podía dar a la gatita tricolor más bonita y cariñosa que he visto jamás. Has puesto tantos detallitos tan preciosos sobre ella... era tan especial... Me ha gustado tanto y significa también tanto para mí lo que has escrito que me guardaré este artículo como recuerdo.

    Ánimo, corazón, ella estará siempre con nosotros, la llevaremos siempre presente y no la olvidaremos. ¡Que grande eres, Lusy! ¡¡Te queremos!!

    Y un millón de besos para tí, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amor, cuán especial también eres para mí.
      Hay una frase que siempre parezco repetir este día a todas las personas con las que me tropiezo "Ojalá fueras robots, para no tener sentimientos" Pero entonces creo que nunca hubiera tenido unos años tan felices como cuando estábamos los 3 juntos. A menudo, uno encima del otro. Suerte que tenemos fotos para demostrarlo xD

      Te quiero.

      Eliminar
  4. Tras leer el post he recordado a mi anterior perrita, Dana. Como siempre, definirla así se queda corto. Sí, está claro que es un animalito, pero cuando un ser desprende tanto cariño, llamarlo "solo un animal" es insultar cada momento que pasas con él. Lo digo porque hay gente que no entiende que alguien pueda entristecerse "solo por un animal".
    Solo puedo darte ánimos, cuando murió mi perrita nos dijimos que no queríamos más animales, pero el peso de la casa vacía nos hacía tan tan evidente su pérdida que con el tiempo decidimos darle una oportunidad a algún animalito de una perrera, alguno que nos necesitara tanto como nosotros a el.
    Un abrazote muy grande y ¡¡adelante!!

    ResponderEliminar
  5. Cuánto siento tu tristeza...La hago mía y te deseo que vuelvas a ser lo que siempre has sido, la alegría de mi casa mientras estábamos todos juntos...Terrible año éste, princesa, en el que todos hemos sufrido el desgarro de separaciones de todo tipo.
    Cuenta conmigo para ayudarte en lo que pueda, ahora que te tengo tan lejos, aunque tan próxima, siempre, en mi coraçao.
    Un besote muy fuerte.
    Tu papi.

    ResponderEliminar
  6. Vixvapurus: Siento también tu pérdida, y creo que no es tarde, ya que seguramente todos los días debes de acordarte de ella. Que la recuerdas con cariño... Como me has comprendido, tú y todos aquellos que han pasado por lo mismo. Cierto que la casa en estos momentos en los que paso tantas horas sola se me hace muy presente todos los sitios en donde ella ha estado, pero pronto sonreiré al recordarla y a pasar por esos lugares sin que sienta un pellizco en el estómago y un nudo en la garganta.

    Shlevs: Gracias papi. Es difícil este año sí, entre unas cosas y otras creo que es el año más fatídico de mi vida. Pero tengo donde agarrarme tanto en la tierra como en el cielo. Sé que es solo pasajero, lo que no tengo consciencia es de cuánto tiempo se trata lo "pasajero" ya que él y yo no tenemos el mismo concepto de Tiempo xD
    Pero gracias por pasarte. Nos veremos pronto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Siento mucho la pérdida. Entiendo ahora mismo como te sientes, hace algo más de un año que perdí a mi Nanaki y ha sido de las peores épocas de mi vida. Pero piensa que siempre estará contigo porque estás llena de recuerdos de ella, recuerdos que la hacen estar viva por siempre ^^

    Un abrazo muy grande y ánimo.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, era todo un caramelito porque es preciosa ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo en cuenta la corta vida de los animales, más de uno ya habrá pasado por lo mismo, y bueno, no podemos quedarnos apenados toda la vida... El otro día me anduve acordando mucho de ella y me decaí, pero supongo que son breves rachas que las iré manejando mejor a medida que pasan los días.


      Gracias por tu apoyo y sí, era todo un caramelito *^^*

      Eliminar
  9. ¡¡Mucho ánimo, linda!! Poco a poco el dolor remitirá y quedará el bonito recuerdo. Refúgiate en los buenos momentos que pasasteis junt@s.
    Un beso muy muy fuerte. ¡¡Y ya sabes que me tienes para lo que necesites!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no pierdo la esperanza de que cada día me iré sintiendo mejor. No hace aún 3 semanas y todavía hay momentos en los que bajo la mirada buscándola. Pero bueno... todo esto solo me hará más fuerte

      ^^ Gracias por tus palabras.

      Eliminar

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...