Este blog funciona mejor con
Google Chrome

12 jul. 2013

Persuasión [Libro]


  Desde que en la vez primera yo viera la película con Amanda Root, me pareció la historia más bonita de Jane Austen y a riesgo de que me tiren piedras... más bonita incluso que Orgullo y prejuicio *¡Chaf! Se agacha evitando recibir posible pedrada* No desvaloro el resto de sus bonitas historias, no, de hecho me las releeré como ya lo hice este año con dos de ellas. Es solo que la diferencia de ver como en las restante son dos personas que no se conocen o bien son muy amigos, han de flirtear para conseguir el amor que ansían, Anne Elliot y Frederic Wentworth tuvieron una historia ocho años atrás. Se amaron. Se comprometieron. Ahora se encuentran y todos los sentimientos (muy distintos ambos) florecen. Se miran... se evitan... recuerdan...  Me parece mucho más intensa, más especial, más romántica.
Anne se volvía más romántica con la edad
  Es por naturaleza, una historia que debe ser amada y respetada. Para aprender de sus errores, para dejar a un lado las influencias. Se ha convertido sin lugar a dudas, mi libro favorito de los seis que he leído de Jane Austen a la cuál ya admiro y deseo leer "sus cartas"
  Otra cosa por la que le tengo especial cariño a este libro, es porque fue el último que ella escribió y como ya expliqué en la reseña de la película de 1995, me provoca sensaciones de ternura y deseos que le dedico a la autora.


Persuasión (1817)
By Jane Austen
Número de páginas: 128 Otra ediciones 330


Anne Elliot, persuadida a su corta edad para abandonar al amor de su vida, ahora se ve ocho años después, en la dolora situación de volverlo a ver. Dominada por sus pensamientos y con sentimientos que le decían que ya nada podía hacer, se ve en la obligada situación de ver como su amado, delante de ella, intenta cortejar a una de sus cuñadas Musgrove, mientras Frederic Wentworth juega bien sus cartas para hacerle creer que no la ve, que no la escucha. Lady Russell al acecho, pretende de nuevo alejarla de lo que no le conviene y presentarle a otro candidato que, aunque Anne no ama, cree que sería bueno para ello, pero entonces ¿Qué podrá más? ¿El amor o la persuasión?



  Todo el libro de principio a fin, tenemos a diversos personajes que nos harán mediante su autora, una vez más, la ironía e hipocresía que existía en la época (y que si muchas de ellas las trasladamos a día de hoy, no se verán muy absurdas) Con personajes como Sir Walter Elliot y su alto ego e Isabel Elliot que nació con todas las pretensiones de su padre, su vanidad, egoismo y abundantes ganas de mantener su estado ante la sociedad, veremos como a medida que leemos el libro querrás entrar dentro de las páginas para decirles un par de cosas. Demasiado desagradables para crear ambiente de humor.  Si te has leído todas las novelas y has dejado esta en último lugar, como que fue la último que escribió, notarás que hay diferencias que se ven a kilómetros. Es más madura, podemos ler más descripciones de los sentimientos de Anne, la protagonista (que antes no pasaban de los 20) tiene 27 añazos corriendo el riesgo de convertirse en una solterona. Es menos seria, pero mucho más romántica.


  Aún podemos decir que nuestro Señor Collins disfruraba de una falsa modestia, pero estos dos, la verdad es que no es modestia lo que los define, ni un poquito, porque no es entendible la forma tan cruel que tienen siempre de marginar a Anne, que de hecho es la mayor de las hermanas y creo yo, se merece un respeto y más privilegios que la que esos dos le dan. Sir Walter, el padre, es tan narcisista que cuando el Almirante Croft llega a Kellynch Hall se alarmó diciendo: "No podría escapar de mí mismo" de la cantidad de espejos que había en la habitación de Sir Walter. Y siempre alegando que si tal persona fuera a su barbero, no tendría reparos en que lo vieran con él. Habría que verlo en la vida real si es tan guapo... je...


 El hecho de que Lady Russell [...] no hubiese querido pensar en segundas nupcias, no tiene por qué ser explicado al público, que está tan dispuesto a sentirse irracionalmente descontento cuando una mujer no se vuelve a casar.

  Ni qué decir tengo de esta no tan querida Lady Russell, Santo Cielo... que mujer más poco apropiada para dejar que te de un consejo, pues creyendo sustituir a la madre fallecida de Anne Elliot, solo ha causado problemas y más problemas. Tuvo suerte de que Anne solo tuviera 19 años de edad para influenciarla. Suerte que ahora tiene 27 y tiene más juicio.No le hubiera perdonado un segundo error.

La carta, que no expondré aquí, dedicada a Anne Elliot, tras una conversación que el Capitan Wentworth escucha intencionadamente de su amigo Harville con Anne, sobre quién de los dos sexos tarda más en olvidar un amor que con tanta fuerza se a vivido, atraviesa el alma del pobre capitán y ante los únicos medios por los que puede valerse en esos momentos y sin perder ni un segundo más, firma aquella carta y le hace saber a su destinatario donde está, cuando se marcha, para que la lea. ¿Qué mujer no estaría dispuesta a recibir palabras de amor, tan desesperadas de un hombre al que ama en silencio? Y qué indispuesta se encontraba Anne después.


Rara vez se encuentra un defecto personal que la simpatía no nos haga olvidar poco a poco.

Desde el momento justo en que Anne cree tener alguna esperanza, no pierde tiempo en lanzarle indirectas para que capte sus sentimientos, pero cuando Frederic las entiende, aparece William Elliot para hacerle ver lo contrario y lograr que el pobre Capitán se marche decepcionado, pero aquella conversación ¡Oh, bendita conversación! ya no puede dejar lugar a dudas ni bajar más la guardia. 

El final de los libros de Jane Austen, después que leyera Orgullo y Prejuicio el pasado año, he estado siempre ansiosa por leer el resto de finales de sus otros libros ¿por qué? Porque mientras que las adaptaciones tanto películas, como mini serie, acababan en la boda, los libros te daban el privilegio de presenciar lo que después sucedía con el resto de personajes, tanto los que buenos, como los no tan buenos. Y yo quería saber aquí qué ocurría con Lady Russell y la familia de Anne Elliot. Y he quedado muy satisfecha.

Para finalizar diré, que yo solo he visto dos adaptaciones de esta película (pero que guardo grandes esperanzas para una futura adaptación en mini serie de la BBC) y creo que la más fiel es la de 1995. No tiene los personajes más atractivos xD pero la historia es más cierta, incluido el final, que aunque no es tan específico en el libro, se asemeja más que la otra versión a la cuál veo menos probable.



La manicura de la semana: Mariquitas


















Si tienes móvil, también tienes mi blog ♥


















1 comentario:

  1. Hola amigaaa, aquí me tienes una vez más, creo que estoy más o menos de acuerdo con lo que dices pero realmente no puedo opinar del todo ya que no me he leído la novela pero intentare buscarla para poder opinar bien.. la manicura muy cuquiii es super bonita me encantan las mariquitas son tan adorables jajaj, un besito muy muy grande <3 ^^

    ResponderEliminar

*O* Por favor... lee bien la entrada antes de postear.
♥ Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...